Mobile GPS navigation, travel and tourism concept: macro view of modern black glossy touchscreen smartphone with GPS navigation application, magnetic compass, pen and group of pushpins on world map with selective focus effect

GPS: el invento militar que ha cambiado la forma de viajar y sus múltiples usos

Compartir
Los sistemas de posicionamiento global se han convertido en una rutina cotidiana gracias a los móviles y dispositivos localizadores. Pero más allá de indicar una posición o marcar una ruta, tienen otras funciones menos conocidas pero igual de útiles para el viajero.
LMN

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS; en inglés, Global Positioning System), originalmente Navstar GPS, es un sistema que permite localizar cualquier objeto (una persona, un vehículo, etc) sobre la Tierra con una precisión de hasta centímetros (si se utiliza GPS diferencial), aunque lo común son unos pocos metros. El sistema fue desarrollado, instalado y empleado por el departamento de Defensa de Estados Unidos, y actualmente es propiedad de la fuerza Espacial de los Estados Unidos. Para determinar su posición, un usuario utiliza cuatro o más satélites y utiliza la inlateración.

La tecnología GPS mueve actualmente más de 85.000 millones de euros. Si mañana fallase, los bancos se desplomarían, la navegación comercial aérea, terrestre y marítima se paralizaría y las grandes cosechas de cereal no podrían ser recogidas. Es el reloj mundial con precisión atómica.

Hasta el año 2000, la población civil no disponía de un GPS totalmente libre, pero hoy son los ojos de nuestra sociedad. Por ese motivo, tanto Rusia, con su sistema Glonass y la Unión Europea, con Galileo, disponen de sus propios sistemas de navegación por satélite.

El sistema GPS es mantenido por un pequeño retén de técnicos de la Fuerza Aérea estadounidense, conocido como Team Blackjack, que manejan 31 satélites desde la base Schriever, en Colorado.

Los satélites dan dos vueltas a la tierra al día en órbitas fijadas, a una velocidad de 11.000 Kilómetros por hora y a 19.300 Kilómetros de altitud, y emiten señales las 24 horas que son captadas por los receptores GPS.

A través de la trilateración (el receptor mide la distancia a cada uno de los satélites captados por la cantidad de tiempo), el dispositivo GPS puede informar al usuario de su situación exacta en el planeta. Cuántos más satélites capte el dispositivo, más fiable será su medición de la latitud, la longitud, la altitud, el tiempo y la velocidad en ruta.

Con la llegada de los móviles inteligentes y sus múltiples aplicaciones, este sistema se ha expandido de tal manera en el ocio, trabajo y aplicaciones móviles que simplemente se ha convertido en una rutina invisible. Apenas somos conscientes de su uso.

¿Qué más puede hacer el GPS en tus viajes?

Es tu primera vez en Bangkok y quieres ir al Gran Palacio Real desde su hotel. Casi sin pensar busca en la aplicación Google Maps de tu móvil y resulta que no estás a más de 10 minutos a pie. Si no es un día tórrido en la capital tailandesa, en vez de coger un taxi o un tuktuk decides ir caminando tranquilamente, sabes que no se va a perder. La función más evidente del GPS, la que se utiliza a diario, sobre todo en viajes, es la navegación entre dos puntos.

Pero tiene otras muchas:

  • Conectarse con el entorno. Gracias al GPS usted puede saber no solo adónde va, por dónde va y cuánto tiempo tardará en llegar, también puede recibir información práctica como la ubicación de hospitales, comisarías, hoteles y, por supuesto, los restaurantes tailandeses mejor valorados en la red.
  • Estar en contacto con el grupo. Para seguir con el ejemplo, es posible que quiera quedar dentro del enorme complejo palaciego de Bangkok con un compañero de viaje. WhatsApp, por ejemplo, permite compartir la ubicación en tiempo real con una o varias personas, durante hasta ocho horas, si activa la función Enviar ubicación en tiempo real. Esto es especialmente útil cuando se realiza una ruta de senderismo o ciclismo con un grupo muy heterogéneo y se necesita saber la situación y el tiempo estimado de llegada de cada uno de los integrantes.
  • Viajar más seguro. La ubicación en tiempo real de WhatsApp es una herramienta maravillosa para estar en contacto y estar localizado. Otras aplicaciones para móviles, pueden además enviar mensajes de inicio y finalización de ruta, gestionar la batería para que no se agote durante la navegación e informar de la reserva de esta, o enviar a familiares y contactos mensajes de “sigo bien” en condiciones al aire libre donde no hay cobertura para los móviles.
  • Saber dónde están los niños. El GPS puede darle un plus de seguridad gracias a los localizadores. AnggelSens,  por ejemplo, es un dispositivo que se desarrolló para niños con necesidades especiales y que actualmente se utiliza para monitorizar su actividad y ubicación y comunicarse con ellos en caso de emergencia. También existen collares con localizadores GPS para perros y gatos. De hecho, con los localizadores también es posible controlar la ubicación de sus tablas de esquí o su bicicleta, en caso de pérdida o robo.
  • Recibir alertas con suficiente antelación. Si después de su estancia en Bangkok decide viajar al sur de Tailandia quizá le interese descargarse la aplicación Tsunami Warning, para no vivir una aventura tipo Lo Imposible. El programa monitoriza terremotos y tsunamis en todo el mundo, y avisa a sus usuarios por SMS, voz y correo electrónico. Gracias a los receptores GPS instalados en el suelo, las autoridades pueden determinar el epicentro de un terremoto, su magnitud y si este va a producir un tsunami, para avisar así con suficiente antelación a la población susceptible de sufrir las consecuencias.
  • Pedir ayuda incluso inconsciente. También puede ser utilizado como elemento de seguridad pasivo, en el que usted no tiene que estar pendiente del móvil. Por ejemplo, el casco inteligente EVO21 para ciclistas detecta caídas del ciclista y, si a los 90 segundos, no registra actividad del usuario envía un SOS a los contactos seleccionados del móvil con la ubicación precisa. Una función fantástica, sobre todo cuando se tiene un accidente fuera de la carretera y la visibilidad no es buena.

¿Móvil inteligente o dispositivo GPS?

Tanto los móviles como los relojes de muñeca smartwatch funcionan como navegadores excelentes, aunque difieren de los dispositivos GPS tipo en que su sistema suele ser A-GPS (sistema de posicionamiento global asistido) y no se conectan directamente con los satélites, sino que recogen la información de los repetidores o la red WiFi. Mientras use las funciones GPS en un entorno con bastante cobertura, como las ciudades, el móvil le dará un buen servicio. El problema llega cuando se viaja a regiones remotas, donde las compañías de teléfono no suelen tener usuarios.

En tales circunstancias, un dispositivo GPS que contacta directamente con los satélites será más fiable. Por supuesto, la precisión del dispositivo dependerá de las condiciones atmosféricas (las nubes interfieren con las señales de los satélites) y del relieve y vegetación del entorno (bosques, grandes picos, etcétera). Pero en general, los dispositivos GPS serán una mejor elección si su viaje transcurre por zonas al aire libre y poco habitadas: son más resistentes a las inclemencias como el polvo o la lluvia, a bajas temperatura no descargan la batería, en el extranjero puede ser una forma de navegación mucho más barata que el móvil y, en caso de que sea de su interés, su navegación es privada.