Fórmula 1: Comienza la temporada para una nueva época en Bahrein

Compartir
Este fin de semana se da el banderazo de salida a la temporada 2022 en la que, con la nueva reglamentación, todos son dudas, para los equipos y para nosotros, los aficionados.
Manuel Vega

Nuevos monoplazas, nuevos diseños, llantas de 18 pulgadas (más grandes), menos aerodinámica, fondo plano… Los coches tendrán un 80% de cosas comunes pero los motores y lo que sean capaces de encontrar los ingenieros harán el monoplaza victorioso.

Se trata de igualar a los equipos y que haya menos diferencias entre ricos y pobres. El presupuesto para gastar se ha limitado a 140 millones de dólares.

En los tests invernales pocos han querido hacer una apuesta segura y todo son especulaciones aunque nadie duda que Red Bull, Mercedes y Ferrari estarán entre los primeros. Los protagonistas no se mojan y nos conducen a la primera carrera en Bahrein y por eso todos estamos expectantes.

Podremos verlo por Movistar y DAZN y los Libres 1 serán a las 13,00 H, los Libres 2 a las 16,00 H del viernes, la Clasificación a las 16,00 H del sábado y el domingo la carrera a las 16,00. Por lo tanto, los tres días sin siesta.

No me resisto a escribir sobre un fenómeno que se producirá en los monoplazas y del que todo el mundo ha hablado: el ‘porpoising’.

¿Qué es el ‘porpoising’?

Los aficionados a la Fórmula 1 haremos bien en ir familiarizándonos con ese palabro, porque promete ser protagonista, como mínimo, de las primeras carreras del año. Y habrá que hacerlo en inglés ya que todos los tecnicismos en la F1 son ese idioma.

El ‘porpoising’ es un problema aerodinámico derivado de la gran novedad que tienen los nuevos monoplazas de la Fórmula 1: el efecto suelo. Los coches ganan y pierden repentinamente la carga aerodinámica a alta velocidad en plena recta, provocando un efecto rebote que hacer perder un tiempo precioso.

Realmente lo que provocan es un movimiento en el alerón delantero del monoplaza parecido al de las marsopas (porpoising en inglés) por lo que puede perder adherencia el tren delantero.

La mayor parte de la carga aerodinámica que generan los nuevos coches de la Fórmula 1 se produce en el suelo del monoplaza, lo que provoca que cuanto más pegado al asfalto vaya el coche más carga genera. El problema es que a alta velocidad se genera una succión del asfalto que corta el flujo del aire, sube la altura del coche y vuelve a reiniciar el proceso.

En realidad, el ‘porpoising’ es fácil de evitar: basta con subir el suelo del coche. La clave es colocarlo en el punto exacto en el que lo limite sin perder mucha carga aerodinámica.

Como lo vamos a oír más veces esta palabra (algunos lo han tachado ya de muy peligroso) lo dejamos aquí. Os deseo un gran fin de semana de carreras, que disfrutéis mucho y que, tanto Fernando Alonso Alonso, como Carlos Sainz nos den una alegría en esta nueva época.