Soñar el ayer de Alcobendas

Compartir
Desde el 1 de diciembre se puede visitar en la entrada del Ayuntamiento de Alcobendas la exposición sobre la recuperación de la democracia en nuestra localidad.

Una muestra de fotos de lugares y actividades sociales de la época de 1977 al 83.  Fue una propuesta de Podemos en el pleno votada por unanimidad.

Tengo el honor que mi padre Jesús Andradas Sáez fue concejal de Juventud y Educación en aquella legislatura constituyente.

Por esas imágenes se cuelan algunos lugares hoy desaparecidos pero que han quedado en la memoria ciudadana de la ciudad, a veces sin saber por qué ese sitio le llaman así.

La más conocida en la “Parada del África”, que le da nombre el Bar África que hacia esquina entre las calles Libertad y Marqués  de la Valdavia. A primeros de los ochenta la parada de bus estaba enfrente de Correos y no donde está ubicada hoy. Y la de ir a Madrid en donde la actual de Taxis en Marqués de la Valdavia y no en Libertad ni en el Parque de la Artesanía.

¿Dónde la Gran Vía? ¿Y dónde es eso?, algunas veces dicen los lugareños y lugareñas de la población. Hace referencia a una Ferretería con ese nombre, que en Navidad también comercializaba juguetes, en la Calle Fernández Guisasola. En él ahora una vivienda está.

La “Esquina de Sacha” se escucha todavía. Era una zapatería donde medio Alcobendas compró botas y zapatillas paredes. Estaba en la esquina de la Calle Orense con Constitución y mirando al inicio de Isabel Rosillo. Otro punto emblemático era la Plaza de Simago, que hace referencia al entonces supermercado, en la Plaza de Felipe Álvarez de Gadea. También donde “Jumbo” hipermercado que fue un hito haya por 1985 en la calle Velarde, que duro poco, pero dejó su nombre en el recuerdo para esa ubicación para muchos y muchas Alcobendanos y Alcobendanas. Aún se señala un espacio y se le llama en donde el “Pantera” (bar Heavy por excelencia), “La Favorita”, “La Taurina”, el “Bar la Campana”, la “Cabaña” o la esquina del “Denia” otro centro hostelero de este pueblo que dejo marca.

Personas como “El Tarín” o el coche de “Guía Norte”, el bazar Aguado y su altavoz de madera con villancicos a toda pastilla o equipos míticos de fútbol como el Transradio, el Huracán, el Dos de Mayo, el Avenida, el Isaac Albéniz, el Atlético Chopera o el Rosillo75 resuenan una y otra vez entre quién vivió aquella Alcobendas ochentera, recién salida de los setenta. Míticos entrenadores del balón conocidos por su trifulcas o por su dedicación en el campo, como Honorio (El del Avenida), Pedro (Dos de Mayo), Lorenzo Encinas (Inter Alcobendas), Checa (Parque Cataluña) o Manolo (Racing Castilla).

Entre los Heavys de la Plaza de la Iglesia, los Punk de la Plaza del Pueblo y  los del “Charco” se entraba en una pos movida a la Alcobendense. Y podías ver ET en  esos cines como el Royal o el Cine Castilla (En este lo hice yo). Esa Alcobendas se puede volver a regresar a disfrutar por un instante en nuestro Ayuntamiento. Solo se debe mirar y soñar ese ayer.

Eduardo Andradas/Portavoz de Podemos en Alcobendas