CUPRA Formentor VZ5, ¿SUV coupé o deportivo? 10 secretos del modelo

Compartir
CUPRA está fabricando modelos muy apreciados con espíritu diferente, en particular con el Formentor. El coche más exclusivo de la familia, el tope de gama y el SUV de moda, un coche con un toque salvaje pero extremadamente tecnológico que lo hace todo bien.
G. Pico Pérez

Con su diseño tan especial, a este Formentor casi cuesta llamarlo o catalogarlo como SUV, porque es bajo y afilado casi tanto como algunos deportivos coupés. Ese frontal alargado, los destacados pasos de rueda, la agresividad del logo y los detalles acabados en bronce o pinturas mate hacen un conjunto que se muestra casi irresistible, y más cuando sabes de su potencia, de su deportividad, de su facilidad y agrado de conducción y de que incluso se ofrece un modo de conducción llamado Drift.

Un coche algo más alto, con dotes de SUV que esconde bajo su capó el imponente bloque de cinco cilindros en línea de 2,5 litros que ofrece 390 CV y ​​480 Nm de par, el mismo motor premiado que en el grupo VAG utilizan varios de los poderosos y exclusivos RS de AUDI y los más modelos deportivos de la marca.

Es todo tan especial en este CUPRA, que vamos a intentar simplificarlo en los 10 secretos que más nos ha subrayado la marca y que más nos han gustado y que esconde este coche, o SUV, o SUV coupé, o deportivo sin concesiones que son difíciles de transmitir, pero si hay algo que lo hace especial es que se trata de una versión exclusiva del que sólo se fabricarán 7.000 unidades para todo el mundo.

Los 10 secretos

1. Serie limitada y exclusividad: Del CUPRA Formentor en su versión VZ5 se fabricarán únicamente 7.000 unidades para todo el mundo, a la venta con un precio de 62.840 euros. Un coche de altas prestaciones completamente equipado, incluidos los detalles derivados de la competición tanto en ruedas como en frenos, escape y electrónica. 

2. Mejorar lo bueno: El bastidor del Formentor ya es sobresaliente por su dinámica, pero que ha sido muy mejorado para el VZ5. Para esta versión la suspensión ha sido rebajada en altura 10 mm respecto al VZ de 310 CV y ​​las imponentes ruedas adoptan un set up específico con caída negativa en ambos trenes montados sobre bujes reforzados que se asocian a llantas de 20 pulgadas con neumáticos Goodyear de alto rendimiento en 255 mm de banda de rodadura y 35 mm de perfil.

3. El mejor paso por curva: Las barras estabilizadoras son específicas de esta versión y tienen mucho que ver en el comportamiento del VZ5. La estabilizadora delantera es sólida y tiene un diámetro nada despreciable de 25 mm mientras que la trasera es hueca para aligerar peso y tiene unas dimensiones de 21,7 x 3,6 mm.

4. Deportividad sin concesiones: El CUPRA Formentor VZ5 monta el motor 2.5 TSI de cinco cilindros con 390 CV y ​​480 Nm de par que le permite pasar de 0 a 100 km/h en solo 4,2 segundos y alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima limitada electrónicamente.

5. Control de lanzamiento y la música del motor. El CUPRA Formentor VZ5 tiene cosas de coche de carreras que resultan impactantes, como el Launch Control, que además es sencillo de utilizar y siempre bajo el control electrónico más estricto que impide que destruyamos las ruedas antes de tiempo. Para elegir usar el Launch Control debemos poner en posición Sport el control de tracción y estabilidad, pisar el freno a fondo para sujetar el coche y luego aplastar el acelerador. Se produce un temblor que no pasa desapercibido y un rumor brutal con un sonido electrizante que emana del escape mientras el motor se queda girando a 4.000 rpm. A continuación, soltamos el acelerador para pasar de 0 a 100 km/h en solo 4,2 segundos con una aceleración que impresiona y que te hunde en el asiento mientras el cuello se fuerza por permanecer erguido. 

6. Frenos de competición: Nada hay más importante para un deportivo de prestigio que tenga unos frenos de acorde al rango de prestaciones. Se ha reforzado mucho el sistema utilizando materiales derivados o directamente tomados de la competición, como las pinzas de seis bombas firmadas por los especialistas de Akebono que van en el tren delantero y con discos ventilados y perforados de 375×36 mm. En el tren trasero lleva discos ventilados de 310×22 mm. Y la verdad es que de frenos, va sobrado.

7. Neumáticos a la carta: En el trabajo de puesta a punto, en el que participaron varios pilotos de la marca, se exigió el máximo a los neumáticos y CUPRA encargó unas gomas especiales a Goodyear, que sobre la base del Eagle F1 SuperSport en el que se han desarrollado, son los los que montan el Formentor VZ5 en 255/35 R20.A este neumático se le exige el mejor rendimiento en seco, distancias de frenado muy cortas y buena manejabilidad en mojado. 

8. Más potente y más Racing que el CUPRA VZ5: Los CUPRA oficiales del DTM serán los  Formentor VZ5 especiales. Dado su hecho, antes de llegar a la parrilla del DTM pasó por las manos de los expertos de ABT Sportsline GmbH, que son aliados de CUPRA en competición, que se encargaron de crear la versión DTM del Formentor VZ5. El motor ha recibido una electrónica diferente y ahora ofrece 450 CV y ​​alcanza una velocidad máxima de 270 km/h que sin duda será muy de agradecer para el piloto en situación de lanzamiento de carrera o coche de seguridad en pista. Estos intensos retoques llevan al motor a dar también 530 Nm y de esta forma el coche pasa de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.

9. Seis coches en 1: El Formentor VZ5 ofrece hasta cinco modos de conducción; Confort, Sport, CUPRA, Individual y Offroad. Estos diferentes modos de uso modifican realmente el funcionamiento del coche de una forma sencilla, por medio del botón del satélite del volante. Pero además de los modos de uso del Formentor, el VZ5 incluye el exclusivo modo Drift.

10. Modo Drift, palabras mayores: Para activarlo hay un modo de uso de circuito que anula por completo el control electrónico de estabilidad. Para que esto sea posible, el VZ5 dispone de tecnologías como el control selectivo de par ‘Torque Splitter’ que se encarga de distribuir la fuerza del motor entre ambos ejes en función de la necesidad de tracción y el mismo sistema reparte el par entre las ruedas izquierdas y derecha en el trasero. En modo Drift, el 100 % del par motor se envía al eje posterior y dentro del mismo eje se distribuye el par también hasta el 100 % sobre la rueda exterior de la curva. Es la magia del modo Drift y es tan efectivo que casi cualquiera acabará pensando que es un as del volante después de llevar el coche de costado durante largas curvas. La prueba ha sido emocionante…