Tomás Páramo, presidente de la AD Alcobendas: «Esta ciudad se merece un equipo de fútbol en Primera o Segunda División»

Compartir
La Agrupación Deportiva Alcobendas celebró su cincuenta aniversario en 2020. Al frente de esta longeva institución deportiva se encuentra Tomás Páramo, abogado de profesión y empresario que decidió hace 17 años volver al club de su vida, del que fue jugador destacado en sus orígenes y cuyo equipo de futbol fundó su padre, ex alcalde de la ciudad, en 1970. De la cantera de este club han salido jugadores como Mario Suárez, Patiño, Szymanowski o el camerunés Pierre Kunde, fichado este verano por el Olimpiacos griego

P-Tomás Páramo es el actual presidente de la Agrupación Deportiva Alcobendas, equipo de fútbol más longevo de la ciudad. Pero antes también fue jugador en sus orígenes, allá en los setenta ¿Cómo lo recuerda?

R-Mis inicios los recuerdo de una manera muy especial. Sobre todo, por la ilusión que se generó en Alcobendas cuando se creó el club. Eran otras épocas, pero iban mil personas a ver cada partido y era espectacular. Mi padre fue el socio número uno y yo tuve la fortuna de poder jugar en el equipo de mi ciudad. Desde entonces lo llevo en el corazón y presumo de que mi equipo es el AD Alcobendas.

Tomás Páramo, a la derecha de la imagen, en sus tiempos como jugador de la AD Alcobendas

Y después dio el salto a la dirección del club de su vida ¿Cuándo se produce ese salto?

En 2005, a petición del Ayuntamiento decidimos entrar un grupo de personas, donde había ex jugadores. familias fundadoras y empresarios para tratar de salvar al club. Lo conseguimos con mucho esfuerzo. Nos encontramos problemas económicos bastante importantes y, además, nos encontramos una realidad del club que era tremenda. No por lo que debía, que lo era, sino porque la capacidad de generación era cero. Es decir, nos dimos cuenta que la Asociación Deportiva Alcobendas seguía siendo el club a batir, pero era una pasión sin objeto.

Imagen del primer equipo de la AD Alcobendas que ha competido en Preferente en 2021

Su lema para reconducir al club entonces, hace 17 años, era “Desde la base también se puede” ¿Le funciono?

Desde el principio quisimos recuperar el espíritu de lo que ha sido siempre este club. Organizamos una gestora y comenzamos con un lema que aún sigue perdurando: “Desde la base también se puede”. Esta era nuestra mentalidad de cuando éramos jugadores y es lo que hicimos. Mezclamos jugadores veteranos con juveniles y tuvimos la suerte de que, además, de ese equipo Juvenil, que lo ganó todo, salieron jugadores como Patiño o Szymanowski, que después se convirtieron en jugadores contrastados.

Mario Suárez es el jugador de Alcobendas más reconocido de los últimos tiempos. Y jugó en la Agrupación Deportiva ¿Cómo lo recuerda?

Mario Suárez jugó justo un año antes de que entráramos nosotros. Es un chico fantástico y es verdad que supuso para el club y nuestra manera de ver las cosas un punto de inflexión. A raíz de su salto al Atlético de Madrid apostamos con más fuerza por acelerar el crecimiento y las oportunidades de los jugadores jóvenes en su proyección. Empezamos a hacer crecer la cantera.

Tomás Páramo con Mario Suárez y Pierre Kunde, dos jugadores formados en la cantera de la AD Alcobendas

En 2008 deciden crear la Academia Intersoccer en Alalpardo. De esa escuela han salido grandes jugadores como Pierre Kunde, recién fichado por el Olimpiacos ¿En que consiste?

La academia Intersoccer es un proyecto paralelo que montamos en 2008 tras la Eurocopa. Decimos montar la escuela en Alalpardo, de capital privado y riesgo propio, donde decidimos traer jugadores de otros países para darles formación, en colegios privados y tecnificación mañana y tarde.

Además, les proporcionamos residencia y todos los servicios que necesitan. De esta academia ha salido, por ejemplo, Pierre Kunde, que es como un hijo para mí, y que después de jugar con nosotros y pasar por la cantera del Atlético de Madrid y equipos como el Granada o el Mainz alemán, acaba de fichar por el Olimpiacos.

La idea de Intersoccer es formar jugadores en todas sus facetas y proporcionarles la oportunidad, además, de recibir una educación y unos valores.

El Presidente de la AD Alcobendas con los distintivos del 50 aniversario del club.

En 2020 la Agrupación Deportiva Alcobendas cumplió 50 años de vida. Tantos años después y de cara al futuro ¿Cuáles son los objetivos de la Agrupación?

Nuestro objetivo sigue siendo el mismo. Defendemos y gestionamos un club de ciudad. Modestamente, nuestra meta es mantener al club en Preferente y tratar de subir a tercera. Eso sí, siempre sin perder su tradición y espíritu. En este sentido, hemos decidido que este año el primer equipo va a estar formado en su totalidad por jugadores sub 23. Será un equipo joven, pero confiamos en pelear el ascenso a la Tercera División, cosa que este año no hemos podido hacer por muy poco.

Imagen de la entrega de la Menina a la AD Alcobendas por parte del alcalde, Rafael Sánchez Acera, por su 50 aniversario

Visto el nivel del deporte en Alcobendas no es muy entendible que no tengamos un equipo en la élite del fútbol. En virtud de tu dilatada experiencia ¿Crees que esto será posible?

Ha quedado demostrado que Alcobendas tiene capacidad para tener 20 clubes de cantera perfectamente organizados. Los tenemos y seguirán estando.

Pero paralelamente, deberíamos preguntarnos si esta gran ciudad tiene capacidad para tener un club en Primera o Segunda división. Yo creo que sí y es lo único que nos falta. Estaríamos mucho más en el mapa de lo que estamos. Imagínese la rentabilidad económica que supondría para la ciudad tener un equipo que compitiera contra el Real Madrid, el Barcelona, el Athletic de Bilbao, el Atlético de Madrid, e incluso contra equipos europeos.

Hemos hecho varios intentos y ninguno ha fructificado. En general, mi impresión es que en Alcobendas no preocupa que tengamos un equipo señero. Nos conformamos con cómo están las cosas

¿Y qué falta?

Una concesión administrativa y pensar un poco en una inversión, que opere quién la opere, se desarrolle en uno de los nuevos desarrollos urbanísticos para construir unas instalaciones deportivas con estadio de fútbol. Yo lo he propuesto varias veces a las excelentes instituciones que tenemos. La Agrupación Deportiva pondría la experiencia y si el ayuntamiento quiere estamos dispuestos a aportar nuestro granito de arena