Teléfonos móviles antiguos muy buscados por coleccionistas

Compartir
Son muchas las personas que han ido cambiando de teléfono desde que los móviles irrumpieron en nuestra vida. Y hay algunos que están valorados en este momento en miles de euros.

Compruebe si posee uno de ellos, mire en los cajones en donde ha podido guardar alguno de los que no se ha desprendido. Puede tener un tesoro.

El ritmo de los avances tecnológicos significa que muchos de ellos se están acercando a la etapa de “antiguedades”.

Los 10 teléfonos móviles más valiosos

iPhone 1: el primer iPhone de Apple salió al mercado en 2007. Fue una completa revolución, un hito importante en el diseño y concepto de lo que se creía era un teléfono. Pero no todos los iPhone 1 valen miles de euros, los agraciados son los prototipos de preproducción, los que se hicieron antes de sacar el modelo definitivo. Se han llegado a subastar por más de 35.000 euros.

Motorola 8000x: es uno de los primeros móviles que salió al mercado. Tardaban en cargar la friolera de 10 horas y en conversación la batería sólo duraba 30 minutos. Depende del estado del terminal, su precio oscila entre 940 y 4.000 euros.

Nokia 7700: ¿Quién no ha tenido algún Nokia alguna vez? En España llegó a ser una de las marcas más elegidas. Sin embargo, el 7700 no salió a la venta, sino que sólo se fabricaron 20 modelos. Es un terminal apenas visto, por eso se pagan entre 1.100 y 2.300 euros por uno de los 20 terminales que existen.

Mobira Senator: es un móvil muy grande, lanzado por Nokia en 1981 y que pesaba 10 kilos. Se utilizaba en el interior de los coches. Es una auténtica reliquia. Vale entre 940 y 2.300 euros.

IBM Simon Personal: uno de los primeros móviles con pantalla táctil. Salió al mercado en 1994, se vendieron 50.000 unidades en los seis meses que estuvo en el mercado. La aparición de terminales mucho más pequeños lo hicieron desaparecer. Su precio: entre 940 y 2.300 euros.

Nokia Sapphire 8800: un móvil considerado de lujo, tuvo varios modelos, incluido uno con oro de 24 quilates. Su pantalla era resistente a los arañazos y su peso era de 134 gramos. Su valor oscila entre 585 y 2.300 euros.

Tecnophone PC105T: fue el primer teléfono móvil de bolsillo del mundo. Valía 2.200 euros cuando fue lanzado en 1987. Ahora, por una reliquia como esta se pagan entre 700 y 1.700 euros.

Orbitel Citiphone: también salió a la venta en 1987. Era uno de esos ‘ladrillos’ tan comunes de la época. Muy difíciles de encontrar, según los expertos. Por eso, se pagan entre 700 y 1.200 euros por un ejemplar de este móvil.

Ericsson R290: uno de los primeros móviles que tenía cobertura en los sitios más recónditos e inaccesibles del mundo. Era muy preciado en la época, allá por 1999. Incorporaba una antena plegable que tenía la misma longitud que el teléfono y contaba con un módem incorporado para la comunicación de datos y fax. Ahora se pueden pagar entre 350 y 1.200 euros.

Motorola StarTac arcoíris: fue uno de los primeros terminales con diseño de concha. Su versión multicolor, que en su momento sólo tuvo una edición limitada, es ahora el diseño más cotizado. Se pagan entre 120 y 470 euros por uno de ellos.