Los ovnis que se han visto pero nadie quiere afirmarlo

Compartir
En estos últimos días se ha hablado mucho de la existencia de ovnis avistados en parte de la Tierra, pero nadie se quiere poner de acuerdo sobre si son reales, extraterrestres o cualquier otro fenómeno.

Estos días se ha publicado un informe provisional elaborado por el Gobierno de los Estados Unidos acerca del fenómeno ovni. En el informe, redactado por el Pentágono, se admite que hay 143 casos de avistamientos de objetos volantes no identificados que no tienen explicación. Y no se descarta que sean extraterrestres.

El informe provisional, publicado este viernes, revela que la mayoría de los 143 casos reportados de ovnis se produjeron en los últimos dos años, después de que se estableciera un mecanismo estándar de notificación de estos sucesos. Pero de ellos, en 143 no hay “información suficiente para atribuir los incidentes a explicaciones específicas”.

Y no sólo eso: no tienen “indicios claros de que exista una explicación no terrestre”, pero no la descartan. Según el informe, estos casos “probablemente carezcan de una sola explicación”.

La semana pasada se ha publicado un informe provisional elaborado por el Gobierno de los Estados Unidos acerca del fenómeno ovni. En el informe, redactado por el Pentágono, se admite que hay 143 casos de avistamientos de objetos volantes no identificados que no tienen explicación. Y no se descarta que sean extraterrestres.

Tal y como recoge la BBC, el Congreso de EE UU exigió a Defensa un informe después de los reportes de numerosos casos de objetos que se movían erráticamente en el cielo por parte de personal del Ejército.

Se estableció un grupo de trabajo con el fin de “detectar, analizar y catalogar” estos eventos, además de “obtener información” sobre la “naturaleza y los orígenes” de los ovnis, según el Pentágono.

El informe provisional, publicado este viernes, revela que la mayoría de los 144 casos reportados de ovnis se produjeron en los últimos dos años, después de que se estableciera un mecanismo estándar de notificación de estos sucesos. Pero de ellos, en 143 no hay “información suficiente para atribuir los incidentes a explicaciones específicas”.

Y no sólo eso: no tienen “indicios claros de que exista una explicación no terrestre”, pero no la descartan. Según el informe, estos casos “probablemente carezcan de una sola explicación”.

Las principales hipótesis suelen ser objetos de otro país como China o Rusia; fenómenos atmosféricos naturales como cristales de hielo que podrían detectar los sistemas de radar o fenómenos “atribuibles a desarrollos y programas clasificados de entidades estadounidenses”. El único caso que pudieron identificar “con mucha confianza” fue “un gran globo desinflado”.

La semana pasada el Pentágono finalmente desclasificó su esperado informe sobre avistamientos de objetos voladores no identificados (ovnis, que ahora son llamados UAP). No había nada concluyente sobre el origen de esos dispositivos que pueden moverse a gran velocidad e ir por mar y tierra; pero ahora, el prestigioso astrónomo Avi Loeb ha lanzado una teoría que podría relacionarlos con el

El Oumuamua es un objeto de origen incierto registrado por los telescopios terrestres que atraviesa nuestro sistema solar. Por su forma y trayectoria, los expertos han avanzado que podría tratarse de un dispositivo o nave alienígena.

En un artículo publicado en Scientific American, Loeb especula que el Oumuamua podría tratarse en realidad de una especie de receptor que pasa por nuestro sistema solar recogiendo los datos reunidos por una serie de sondas depositadas por civilizaciones alienígenas en la Tierra y planetas vecinos hace muchos años.

De ahí que el Oumuamua tenga esa peculiar forma de disco plano, lo que además hace que el Sol lo impulse a través del sistema como si fuera una vela solar.

El científico ha hecho un llamamiento a profundizar en el estudio de los UAP detectados por el Pentágono, instalando más telescopios y aparatos de registro en las áreas en las que han sido detectados.

Por lo que se ha dicho, estamos ante un fenómeno que levantará muchas discusiones entre los “no científicos” que tienen tema para rato en sus espacios mediáticos.

Hay muchos en este planeta que quieren creer en la vida más allá de la nuestra y que no pierden el tiempo y se recrean en este tipo de fenómenos. Esperamos que finalmente se aclare todo y saber exactamente de que se ha tratado, aunque en este tema hay muchos “negacionistas” que le sacan un gran rendimiento.