La mortalidad en las carreteras de Madrid desciende un 51.5% en 2020

Compartir
Un total de 870 personas han fallecido durante el 2020 en las carreteras de España. De este número, 44 fallecimientos se han producido en la Comunidad de Madrid, y esta cifra representa un nuevo mínimo histórico de víctimas mortales en esta materia, debido en gran parte a las restricciones de movilidad ocasionadas por la aparición de la pandemia.

Estos datos los ha dado a conocer anunciado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la rueda de prensa del balance de Seguridad Vial. Comparadas las estadísticas de 2019, donde fallecieron en carretera en todo el país 1.101 personas, en 2020 las víctimas mortales se han reducido un 21.

Referente a la Comunidad de Madrid, este descenso ha sido del 51,1 por ciento, al pasar de 90 a 44 fallecidos en un año, y ss la mayor bajada de todas las comunidades autónomas con más de una decena de fallecidos. Le siguen Canarias (de 39 a 22), Cataluña (de 175 a 105), Asturias (de 21 a 13) y País Vasco (de 38 a 25).

Todas las regiones españolas experimentaron un descenso salvo Castilla-La Mancha (16 fallecidos más respecto a 2019), Baleares (1 más respecto 2019), Cantabria (sin variación respecto a 2019), y Ceuta y Melilla (1 más).

Además, los datos suponen la cifra de fallecidos en vías interurbanas más baja de la historia y la primera vez que el número de muertos en toda España es inferior a 1.000. A Pesar de estos buenos indicadores, Grande-Marlaska ha explicado que estas cifras han de encuadrarse en el contexto de la pandemia del Coviud-19 y las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar su propagación, que han reducido los desplazamientos un 25 por ciento y por consiguiente la siniestralidad vial.

En este sentido, el ministro de Interior ha afirmado que “son cifras inaceptables para la sociedad” y para quienes trabajan en el Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico porque “esas muertes y heridos graves son en su mayoría evitables”. “Por lo tanto, asumimos la obligación de evitarlas”, ha subrayado.