La fruta, ¿madura o verde?

Compartir
Independientemente de los gustos personales a la hora de elegirlas, hay diferencias entre ambas que van más allá de su consistencia, así, si te decides por las más maduras, debes saber que su contenido en azúcares es superior, pero también su sabor es más dulce, sin embargo, las enteras, aunque menos sabrosas, conservan propiedades que no se han perdido en el proceso madurativo por mecanismos de oxidación. 
Doctora Blanca Rodríguez Ayala

 Si tienes el azúcar alto, opta por las verdes ya que el contenido en fructosa (el azúcar de la fruta) se eleva al madurar. Por otro lado, si sufres de problemas estomacales, decántate por las maduras ya que las otras son más difíciles de digerir. 

 Según tus necesidades, opta por una u otra, así, en el caso de necesitar energía rápida tras un esfuerzo físico, las más maduras son de elección, si por el contrario necesitas saciedad y energía a más largo plazo, las enteras son mejores para ello. 

Sea como sea, las frutas aportan vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, imprescindibles para gozar de una buena salud. Te recomiendo llegar a las 3 piezas diarias y, a ser posible, consumirlas en su punto óptimo de maduración, siempre frescas y de temporada, bien lavadas y con piel.

Doctora Blanca Rodríguez Ayala. Médico y asesora nutricional

@blanca4615

www.laconsultadeblanca.es