“En verano se cambiará el alcalde de Alcobendas con total normalidad”

Compartir

Rafael Sánchez Acera es el alcalde de Alcobendas. Nacido en la ciudad y vecino del municipio desde hace más de 40 años, es el primer regidor que gobierna con estas características la localidad. Para llegar a la alcaldía, el líder socialista firmó un acuerdo con Ciudadanos por el que cada partido ostentaría la alcaldía dos años. En el verano 2021, cederá el bastón de mando y asegura que se “realizará con total normalidad”

El próximo mes de junio se cumplen dos años desde que llegó a la alcaldía. En principio, el cambio de alcalde debería ser este verano ¿Sigue en pie?

En principio, no hay más cera de la que arde. Hay un acuerdo firmado entre el Partido Socialista y Ciudadanos por el que ostentamos la alcaldía dos años cada uno y lo queremos cumplir. Cuando toque y sea el momento se producirá un cambio con total normalidad.

La situación de Ciudadanos desde que se disolvió la Asamblea de Madrid y se convocaron elecciones ¿no ha cambiado la situación?

No. Ciudadanos sigue siendo el partido con el que hemos tomado la decisión de co gobernar en Alcobendas. Nos sentimos muy cómodos con ellos en lo local. El equipo de gobierno está tranquilo. El proyecto va a ser el mismo y el cambio de alcaldía solo va a implicar un cambio en la cabeza más visible y no en el liderazgo, porque este seguirá siendo del equipo, que será el mismo. En verano se producirá el cambio, no sé si en junio o julio, y el alcalde será el que elija Ciudadanos.

Entonces, ¿da igual lo que pase el 4 de mayo?

Si. Claro. Estas son unas elecciones regionales y no tiene nada que ver.

¿Y qué crees que va a pasar en esas elecciones?

Espero que gane la izquierda y que Ángel Gabilondo sea presidente, y de serlo, será el mejor presidente de la historia. Creo que Madrid se lo merece. Construirá un Madrid más justo y solidario y tratará de atajar la pandemia, que es el gran problema que tenemos a todos los niveles, social, sanitario o económico.

Son unas de las elecciones con los mensajes más opuestos entre los partidos y líderes políticos que se recuerdan ¿Te da miedo la polarización?

Mucho. Es el gran problema que hay ahora mismo en España. No solo en la política sino en las opiniones. Los problemas no se solucionan con un sí y un no, sino que hay una amplia gama de grises y es en esta gama donde suele estar la gran realidad. Creo que los madrileños se merecen a alguien que pueda construir y sumar.

Cambiando de tercio, hace pocas semanas se dio luz verde a Los Carriles, nombre del mayor desarrollo urbanístico que se va a realizar en el municipio. Se van a construir 8.600 casas. Durante muchos años el PSOE votó en contra en la oposición ¿Qué ha cambiado?

Es cierto que desde nuestro punto de vista lo habríamos hecho de otra manera y desde el PSOE creemos que Alcobendas debería crecer más despacio. Pero este proyecto estaba ya aprobado en el pasado y este hecho nos ha atado un poco las manos para hacerlo exactamente como queríamos.

De todas formas, tiene mucha impronta nuestra, ya que hemos aumentado el número de viviendas públicas, hemos dotado de carácter verde ya sostenible a toda la urbanización. También va a ser muy digital y con muchas zonas dotacionales que permitirán mantener la calidad de los servicios públicos. Hemos sabido adaptarlo a lo que queríamos y han participado todos los partidos. Quiero decirlo porque todos han aportado su visión del futuro de la ciudad.

Eres muy activo en las redes sociales ¿Qué incidencia es la que más te reclaman y valoran?

R-Diría que la limpieza, que fue una de nuestras propuestas de campaña porque entendíamos el Gobierno anterior no había dado con la tecla para poder mantener la ciudad limpia. Quedan muchas cosas por solucionar y la exigencia es alta pero los vecinos ya reconocen el esfuerzo que se está haciendo.

Llevas casi treinta años en la política activa ¿Qué consejos darías a los políticos jóvenes que solo utilizan las redes sociales?

Que contesten en frío. Que no pongan lo primero que se les ocurra en la respuesta También, ser muy normales. La gran carencia que tenemos en la política de hoy es que se llevan más los políticos líquidos que los físicos, que podemos tocar. Parece que el político tiene que poder cambiar de opinión casi a la vez y no puede ser claro en sus opiniones y en la defensa de sus valores.

Yo pienso lo que pienso y tengo una visión de cómo tendría que ser Alcobendas e intento consensuarla con el equipo, pero no estoy dispuesto a perder mis principios por un puñado de votos