La Coral Municipal de Alcobendas, más de 30 años deleitando al respetable

Compartir

La Coral municipal de Alcobendas es uno de los emblemas de este municipio. En Liza Desde 1988, han sonado sus voces en casi todas las grandes plazas de España, Europa y otros lugares del mundo, como Argentina y Estados Unidos.

Sus inicios surgieron a raíz de un grupo de padres cuyos hijos formaban parte de la banda municipal de música. Desde entonces ensayan dos días por semana las más de 50 personas que componen actualmente la Coral.

En él debe del exitoso camino recorrido por este coro municipal sobresale el nombre de Fernando Terán, director de la Coral desde 1992. Con un excelso currículo en su haber, desde hace casi treinta años dirige a las personas amateurs que conforman el Coro Municipal y ha completado el repertorio del grupo dotándolo de aptitudes para poder cantar un completo simposio de estilos, donde destaca la música sacra o religiosa, la popular, los boleros o canciones infantiles. La amalgama de recursos de esta Coral es una de sus señas de identidad y una característica de difícil parangón en el resto del territorio nacional.

Fernando Terán lleva dirigiendo la Coral Municipal de Alcobendas desde 1992

La semana santa recién terminada es un periodo especial para la Coral porque suele ser un periodo donde inician su ciclo de conciertos de música sacra y como destaca su director, “este tipo de música es especial por ser la más sentida y consigue elevar los conciertos a un nivel superior”. La pandemia ha sido un freno para su programación y este año, al menos, han podido dar uno de sus recitales de música religiosa en la Parroquia de Nuestra Señora de La Moraleja. Esta cita no fue una más, ya que sirvió para que La Coral retomará un ciclo que no pudo realizar el curso anterior.

La Coral Municipal de Alcobendas deleitó al respetable con su concierto de música sacra celebrado en la Parroquia de Nuestra Señora de La Moraleja.

Además, durante el confinamiento han sufrido carencias y entre otras, sus miembros se han visto obligados a ensayar de manera telemática y hasta hace bien poco no han podido retomar los ensayos presenciales. Eso sí, siempre “con la misma intensidad”, nos matiza Fernando Terán.  Antes de la pandemia tenían un programa que rondaba los 20 conciertos y con sus viajes siempre llevan el escudo de Alcobendas como presentación. Su objetivo es ir poco a poco recuperando la normalidad, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan.

Echando la vista atrás, el director Fernando Terán, valora el recorrido de la Coral de manera positiva porque “son un grupo decidido y con buenas voces”. De cara al futuro, le gustaría un mayor trasvase de gente joven y los anima a su “participación”. Los únicos requisitos para poder comenzar son, según Terán; “ganas de aprender y tener un buen oído”.

Las siguientes citas marcadas en el calendario por la coral serán el próximo 14 mayo, con un concierto popular al aire libre con piezas de zarzuela, el día 19 de junio, Día Europeo de la música y el 11 de julio, donde realizará un concierto de boleros en Valdelasfuentes