Mundo Animal

‘Cardenilla piquigualda (Paroaria capitata)’, un ave desconocida en Europa que nos ha llamado la atención

Compartir
Navegando en internet nos encontramos con este “pájaro” tan bello y buscamos para saber algo más de él y esto es lo que encontramos.

Ave elegante con espalda gris, pecho y cuello blancos y cabeza rojo brillante. Los juveniles se parecen a los adultos, pero la cabeza es marrón. Similar a Red-crested Cardinal (Paroaria coronata), pero carece de cresta.

Asociado con hábitats ribereños como pantanos boscosos, campos inundados, matorrales y bosques ribereños, así como orillas de lagos boscosos. Es bastante tolerante a perturbaciones humanas y se lo puede encontrar en pueblos y ciudades ribereñas.

Se alimenta en el suelo, en parejas o en bandadas. Su canto es un repetitivo “chiu-güi-chiu” y su llamado es un «güi» nasal. Es originario de Sudamérica; pero fue introducido en Archipiélago de Hawái.

Se distribuye desde el centro oeste de Brasil y este de Bolivia, principalmente en la cuenca del río Paraguay y en una faja a lo largo del río Paraná en Brasil desde Sao Paulo hacia el sur, por Paraguay, extremo suroeste de Brasil, oeste de Uruguay y norte y centro de Argentina hasta el norte de Buenos Aires. También fue introducido en Hawai.

Esta especie es considerada localmente común en su hábitat natural que son los pantanos y bañados, y a lo largo de las orillas de lagos y ríos, hasta el este de Bolivia, a 500m m. de altitud. Es especialmente abundante en la región del Pantanal.

Mide cerca de 16,5 cm de longitud. El pico es de color amarillo rosado brillante. La cabeza es enteramente roja brillante con la garganta como un babero negro. Por arriba es negro con un anillo parcial blanco. Por abajo es blanco.

No es un ave que se pueda ver en grandes bandadas, sino más bien solo o en pareja. Generalmente se une para construir su nido, en pequeños grupos que no pasan de 6 a 7 cardenales, con quienes, en zonas arbustivas húmedas, realizan los nidos con hierba seca y cortezas en tiras, revistiendo el interior con todo tipo de materiales suaves y finos. Allí la hembra deposita hasta tres huevos, que son blancos y verdosos con pintas lilas y pardas.

Su dieta es principalmente semillivora, aunque en época reproductiva suele alimentarse también de pequeños insectos.