El acuerdo LaLiga-CVC ¿una estafa?

Compartir
El acuerdo alcanzado por LaLiga implica que los clubes recibirían una inyección económica de 2.460 millones de euros para sanear el deterioro que han sufrido sus cuentas por la crisis derivada del coronavirus

LaLiga transferiría esa cantidad en forma de préstamos participativos a los clubes, que tendrían que devolver el dinero, sin intereses, en un plazo de 40 años. El reparto se haría proporcionalmente a la participación de los clubes en los ingresos por los derechos audiovisuales de las últimas siete temporadas.

A cambio de su aportación económica, el fondo de inversión CVC obtendría una participación del 10,95% en el negocio de LaLiga, sin plazo de vencimiento. También se llevaría durante 50 años el 10,95% de los ingresos audiovisuales del campeonato

El Madrid considera que la operación es perjudicial para los intereses de los clubes de LaLiga, porque el valor de los derechos que se ceden es muy superior al precio pactado y el acuerdo hipoteca los ingresos de los clubes durante varias décadas mientras que el fondo puede recuperar su inversión en un plazo estimado de entre 10 y 20 años.

CVC se asegurará hasta 50.000

Hay ciertos aspectos económicos que no terminan de cuadrar. El Real Madrid considera que CVC se apropiará de parte de su patrimonio ya que, el club genera una riqueza para LaLiga gracias a los acuerdos por publicidad y derechos audiovisuales, de los cuales se aprovechará a corto, medio y largo plazo. 

Parte de la directiva del Real Madrid estuvo buena parte del jueves estudiando a conciencia el contrato que se va a firmar, siempre y cuando dos tercios de los equipos que están en Primera y Segunda lo aprueben el jueves.

Los primeros cálculos de ingresos que han hecho los clubes que se muestran en contra de que CVC desembarque LaLiga son de unos 30.000 millones, que terminarán en las arcas del fondo en un período de 40 años. La cifra aún puede ser mucho mayor tras examinar las condiciones del contrato si el contexto del mercado ayuda. De tener los vientos a favor el negocio del fútbol español, CVC conseguiría embolsarse hasta 50.000 millones de euros en las próximas cuatro décadas.

“El fútbol estaba siendo rentable hasta la llegada del coronavirus y el modelo estaba siendo bien dirigido por los propios clubes”, argumentan fuentes de uno de los clubes que van a rechazar la llegada de CVC.

Tanto Real Madrid como Barcelona y otras entidades que estudian decir ‘no’ al fondo extranjero entienden que la cantidad de dinero que va a llevarse la sociedad financiera es una cantidad que se hubieran repartido las entidades deportivas de igual manera, sin necesidad de crear una joint venture.

Una jugada maestra

LaLiga se mostró contraria a afirmar que CVC había comprado parte del accionariado. Y lo cierto es que es una verdad a medias. Es verdad que el fondo de inversión no ha extendido el cheque para adquirir una parte del capital social, pero el hecho de crear una nueva sociedad en el que figuran LaLiga y CVC y se aglutinan todos los activos de la patronal del fútbol a cambio de 2.700 millones para obtener el 11,3% es, a todas luces, una venta.

Así, LaLiga quedaría valorada en 24.250 millones de euros. Se trata de una valoración superior a la que se ha barajado en otros proyectos de características similares.

De hecho, esa maniobra tampoco convence a Real Madrid y Barcelona. CVC aportará 2.700 millones de euros a la nueva sociedad, que servirán para regar las cuentas de los clubes con un crédito blando a 40 años y al 0% de intereses. Pero esta cantidad, según apuntan las fuentes consultadas, volverá a las arcas del fondo de inversión por lo que “la entrada a LaLiga les sale completamente gratis”.

Tal y como explicaron fuentes de LaLiga, el crédito se entregará como préstamo participativo, un instrumento híbrido entre capital y préstamo, por lo que en principio su devolución (del principal) no debería suponer ningún tipo de carga para los equipos. Al gozar de estas características no computará como deuda, de modo que los equipos podrán utilizar este dinero para mejorar el activo de su balance y su patrimonio neto.

El Real Madrid demanda a Javier Tebas

El Real Madrid ha decidido que interpondrá una demanda contra el presidente de LaLiga, Javier Tebas, por el acuerdo entre el organismo y el fondo de capital CVC anunciado la semana pasada.

Por unanimidad, la junta directiva del club blanco, reunida este martes, también tomará acciones legales tanto civiles como penales contra Javier de Jaime Guijarro, responsable del Fondo CVC, y contra el propio Fondo CVC Capital Partners SICAV-FIS.

Asimismo, en el comunicado el Madrid se muestra tajante a la hora de frenar el posible acuerdo LaLiga-CVC.

También llevará a cabo las acciones legales pertinentes para «anular» y «dejar sin efecto» la decisión desfavorable para sus intereses que se adopte en la Asamblea de LaLiga, que en un principio debería celebrarse el próximo jueves 12 de agosto de 2021, respecto al convenio entre LaLiga y el Fondo CVC.

Tebas Responde

«Las amenazas que desde hace años utiliza Florentino en privado son ahora en público. El Madrid merece más», dijo Javier Tebas, Presidente de LaLiga.

La respuesta de Tebas no se hizo esperar. A través de Twitter señaló las malas artes de Florentino Pérez.

«El método amenazante que desde hace años utiliza Florentino Pérez en privado lo traslada ahora a lo público. Clubs e instituciones llevamos años soportando sus amenazas. Desde 2015 contra la venta centralizada, las impugnaciones constantes de acuerdos, la Superliga… El Real Madrid merece más», escribió.

¿Por qué la denuncia?

El pasado 4 de agosto, LaLiga informó del acuerdo con el fondo internacional CVC para inyectar 2 mil 700 millones de euros en la competición y los clubs que les permitiría «mantener intactas sus competencias deportivas y de organización y de gestión de la comercialización de los derechos audiovisuales».

Dicho acuerdo, que fue ratificado ese mismo día por la Comisión Delegada de LaLiga y por el Comité de Inversiones de CVC, contempla una operación «diseñada para impulsar el crecimiento global de LaLiga y sus clubs, continuando la transformación hacia una compañía global de entretenimiento digital y fortaleciendo la competición y transformando la experiencia de los aficionados», informó entonces LaLiga en un comunicado.

Esa lluvia de millones de CVC para hacerse con el 10% del negocio de la competición se concentraría directamente en un 90% en los clubs, incluyendo el fútbol femenino, el semiprofesional y no profesional, que dependen de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y del Consejo Superior de Deportes (CSD).

Veremos que pasa el jueves, quienes están a favor o en contra y en qué lugar quedan sus principales protagonistas, Florentino, Laporta y Tebas, sin olvidarnos de la postura que tome la Federación-