Comienza el Proyecto Jarama para restituir 500 millones de litros de agua al año a la cuenca del río

Compartir
Heineken España ha comenzado el Proyecto Jarama, en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Comunidad de Madrid, por el que restituirá de manera natural a la cuenca del río madrileño alrededor de 500 millones de litros de agua anualmente, una cantidad equivalente a la de todas las cervezas que la compañía cervecera elabora en su fábrica, y que alcanzará el balance hídrico neutro este mismo año.

Esta iniciativa es una acción complementaria al Plan de Actuación de Humedales del Ejecutivo autonómico y el proyecto alimenta el curso fluvial y el acuífero que nutre las Lagunas de Belvis del Jarama, contribuyendo así a recuperar un ecosistema emblemático de gran valor ya que se trata de un espacio natural protegido, incluido en el Catálogo de Humedales de la Comunidad de Madrid y en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas.

A la presentación del proyecto realizada en San Sebastián de los Reyes el viernes, 15 de octubre, acudieron la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, la directora de Relaciones Corporativas de Heineken España, Carmen Ponce y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Antonio Yáñez. 

De izda a drcha: presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Antonio, Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura y Carmen Ponce, directora de Relaciones Corporativas de Heineken España

La consejera comprobó cómo la cervecera Heineken está eliminando un tramo de 140 metros del dique artificial de la margen izquierda del río a su paso por Belvis, para recuperar su drenaje original y permitir que en época de crecidas el agua entre en la llanura aluvial de Belvis, creando una laguna estacional que contribuirá a reducir el riesgo de inundaciones en su parte baja, así como a recargar las reservas subterráneas de agua.

También la titular de Medio Ambiente destacó la apuesta del Ejecutivo madrileño por la mejora y conservación de las zonas húmedas y ha señalado que esta iniciativa favorece a la conservación del entorno y la biodiversidad, al crear mejores condiciones para la vida de numerosos animales, algunos de ellos en peligro de extinción.

Muestra de este compromiso es el Plan de Actuación sobre Humedales Catalogados del Gobierno madrileño, que cuenta con una inversión prevista superior a 11 millones de euros en diez años en los 23 espacios de estas
características en la región.

En este sentido, Martín resaltó su importancia, puesto que “son ecosistemas que preservan la biodiversidad, mejoran la calidad del agua y ofrecen una gran oferta de actividades recreativas y culturales, como la observación de aves”.