Deporte y vida sana

Vinicius ganó el Premio Sócrates que reconoce a los futbolistas que emprenden diferentes acciones solidarias

Compartir
En su segunda edición, el galardón ha recaído en el extremo madridista que, a través del Instituto Vini, ayuda a centenares de niños desfavorecidos en su Río de Janeiro natal y zonas limítrofes. 
LMN

El Instituto Vini fue creado por tal motivo y tiene la misión de apoyar a los profesores y educadores a la hora de construir nuevos modelos de enseñanza y de aprendizaje. El brasileño superó a su compañero Antonio Rüdiger, nominado por su labor social en Sierra Leona, el país natal de sus padres, así como a la azulgrana Asisat Oshoala, la americana Alex Morgan y al futbolista inglés Marcus Rashford, que también trabajan en labores sociales con sus distintas fundaciones.

El Instituto Vini busca ser una herramienta para la educación básica de niños y adolescentes brasileños, y hereda el premio de Sadio Mané, vencedor en la primera edición por su labor en su pueblo natal de Bambali, en Senegal: el delantero africano ha levantado escuelas y un hospital.

Esa idea tomó cuerpo con el primer contrato profesional del brasileño, ya que fue la base para comenzar a ayudar a distintas familias e instituciones de São Gonçalo, el lugar donde se crió Vini. Se basa en tres pilares: la educación como base, la tecnología como base y el deporte como lenguaje.

Sus comentarios

Estoy muy feliz de recibir este premio y de ayudar a tantos niños salir de las favelas. Y estoy muy feliz de poder ayudarles. Desde luego, es un momento muy especial para mí estar aquí delante de tantos jugadores y tantas personalidades”.

“Representa mucho para mí, los niños de Brasil y los niños de las familias. Poder ayudar a estos niños es importante para mí. Tenemos que seguir”.

No me gusta hablar de racismo, pero no me importa hablar cuando sea necesario, porque espero que todos podamos ayudar a acabar con el racismo. Es muy triste hablar de racismo. Quiero transmitir fuerza para continuar con la lucha y que cada vez haya menos incidentes de este tipo”. 

“Pelé es un Dios en Brasil y si estoy hoy aquí es por él. Ha puesto a Brasil en una dimensión diferente, la gente me respeta por su legado”.

“Siempre hablo de ganar muchas Champions con el Madrid. Estoy enfocado en eso. Todos los días he dicho que quería que Bellingham viniera a Madrid. Ojalá pueda seguir así los años que juguemos juntos”.