Un gran bosque en el antiguo vertedero de Alcobendas

Compartir
Crear sumideros de carbono es una de las recomendaciones del Protocolo de Kioto para luchar contra la emergencia climática. Alcobendas está elaborando un proyecto que va crear un enorme bosque urbano en los terrenos que ocupaba el antiguo vertedero de la ciudad y que permitirá absorber grandes cantidades de CO2.
Cristina Martínez Concejo

La transformación del antiguo vertedero permitirá que en los próximos 30 años se planten allí 20.500 árboles, que se unirán a los más de 36.000 ejemplares que se reparten ya por la ciudad y que aumentarán en los próximos meses. Porque plantar nuevos ejemplares de arbolado es una de las prioridades de este Gobierno municipal, consciente de que la emergencia climática nos obliga a tomar medidas efectivas en la búsqueda de la sostenibilidad.

Las ciudades tienen un papel relevante en esta lucha para revertir el cambio climático. La conversión de las tierras en las que se encontraba el vertedero, ahora sin apenas vegetación, en tierras forestales va a ser un paso decisivo en esa lucha.

El proyecto que ahora estamos desarrollando transformará la zona en un espacio verde conectado con la ciudad. Serán casi 300.000 metros cuadrados de bosque en los que no solo vamos a plantar centenares de árboles, sino que también vamos a fomentar la biodiversidad mediante diferentes intervenciones no invasivas como nidales colgantes para aves, muros mixtos, esculturas de compostaje, microcharcas o  perchas pajareras que embellecerán el entorno y mejorarán la fauna y flora del futuro bosque urbano.

La búsqueda de la sostenibilidad ambiental es un objetivo prioritario para el Ayuntamiento de Alcobendas. La ciudad dispone ya de dos millones de metros cuadrados de zonas verdes. En los 43 parques del municipio y a lo largo de sus calles y plazas hay un total de 36.119 árboles. Solo en lo que llevamos de mandato se han plantado 4.263 nuevos ejemplares.

Como gobierno local somos responsables de facilitar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y de abogar por el cumplimiento de la Agenda 2030. Es nuestro deber, como gobernantes, favorecer el bienestar de nuestros ciudadanos y ciudadanas y, desde luego, mejorar el entorno medioambiental es una parte esencial para mejorar la vida de las personas. El futuro bosque urbano de Alcobendas ayudará a que así sea.

Cristina Martínez Concejo/Concejala de Medio Ambiente/Ayuntamiento de Alcobendas