Tokio 2020, a puerta cerrada y sin espectadores

Compartir
Ante el avance del número de contagios en la capital japonesa, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio han anunciado que se disputarán pero sin público en las gradas para ver las competiciones. El anuncio de la decisión tomada lo hizo la ministra de los Juegos, Tamayo Marukawa.

El coronavirus vuelve a hacer mella en la celebración de los juegos olímpicos de Tokio. Si ya el año pasado se tuvieron que suspender por el avance de la pandemia, desde el país organizador y el comité olímpico se tenía la esperanza de que este año se pudieran celebrar con algo de normalidad.

La causa de la prohibición del público se debe a que Japón, y Tokio en particular, están sufriendo un aumento de los contagios similar al de un montón de países en estos momentos. La quinta ola también ha llegado al continente asiático y por este motivo, el próximo lunes comenzará un nuevo estado de emergencia en Tokio que estará en vigor hasta el 22 de agosto. Tokio informó de 920 nuevas infecciones el miércoles, la cifra más alta desde que se reportaron 1.010 contagios el pasado 13 de mayo.

“Teniendo en cuenta el efecto de las variantes del coronavirus y la necesidad de evitar que las infecciones se propaguen nuevamente al resto de la nación, debemos fortalecer nuestras contramedidas y dada la situación, emitiremos un estado de emergencia para Tokio”, ha informado el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga

Valoración del COI

En respuesta al estado de emergencia, las tres autoridades japonesas han decidido medidas más estrictas con respecto a los Juegos Olímpicos”, señala el Comité Olímpico Internacional (COI) en un comunicado. “No se permitirá la entrada de espectadores a ninguna sede de Tokio durante los Juegos”, detalla, aunque “en áreas donde las medidas de emergencia no están vigentes, las autoridades del gobierno local se reunirán y decidirán medidas específicas en consulta con los gobernadores locales en función de la situación en cada área”.

La ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos está prevista para el viernes 23 de julio por la tarde, hora de Tokio.