Renault Captur E- Tech Híbrido, el más agradable de su segmento

Compartir
La gama del Renault Captur aumenta con una nueva versión híbrida convencional, situándose por debajo de la enchufable. Hasta ahora, la actual gama se componía de dos versiones de gasolina, una de GLP y una híbrida enchufable. Desde ya, todas esas motorizaciones se complementan con una variante híbrida convencional y etiqueta ECO.

A grandes rasgos, el nuevo Renault Captur E-Tech Híbrido combina los mismos elementos que el Híbrido enchufable, pero con una batería de mucha menos capacidad y un motor eléctrico un poco menos potente.

Entrando en detalle, este Captur Híbrido emplea un motor 1.6 atmosférico de gasolina y 91 CV, un propulsor eléctrico de 49 CV, y un segundo motor eléctrico de 20 CV que no mueve las ruedas, sino que actúa como motor de arranque, como generador y como ‘enlace’ con la transmisión, ya que no hay embrague. En total, el Captur Híbrido desarrolla 145 CV de potencia, lo que son 15 CV menos que el Híbrido Enchufable.

El sistema híbrido del Renault Captur E-Tech

La batería, por su parte, ofrece 1,2 kWh de capacidad bruta y está fabricada por Hitachi (la del Captur Híbrido Enchufable es de 9,8 kWh y procede de LG). Pesa 36 kg y, ubicándose bajo el piso del maletero, reduce la capacidad de este a 340 litros respecto al del Captur de gasolina, que cubica 422 litros. Aun así, es más capacidad que la del Captur Híbrido Enchufable, que se queda en sólo 265 litros.

La transmisión del Renault Captur E-Tech merece un espacio explicativo porque es peculiar, pero funciona muy bien. Físicamente, encontramos una caja de cambio de cuatro relaciones, pero que carece de embrague. Su papel lo cubre el motor eléctrico de 20 CV, que se encarga de ajustar la velocidad de giro del motor térmico para, según Renault, disponer de un abanico de 15 velocidades virtuales.

En la práctica, las sensaciones al volante están más cerca de las de una transmisión de variador continuo que de las de una caja automática convencional, pero su funcionamiento es notablemente más refinado y agradable que el de una de variador continuo. Por otra parte, esta caja de cambio dispone de un modo Brake (‘B’) para forzar la regeneración de energía en fases de deceleración y frenada y así recargar la batería.

Las sensaciones al volante están más cerca de las de una transmisión de variador continuo que de las de una caja automática convencional

En general, el Renault Captur E-Tech es un híbrido que ofrece un elevado grado de refinamiento y agrado de uso en comparación con su competencia. Es silencioso gracias a su buen aislamiento acústico, resulta suave y ofrece unas gratificantes prestaciones.

Menos brillante es en el consumo que, sin ser alto, sí es cierto que exige ser muy cuidadoso y eficiente con la conducción si quieres obtener un gasto de gasolina bajo, y eso que, en ciudad, el motor eléctrico adquiere un notable protagonismo. Su consumo oficial es de 5,0 L/100 km que, en ciclo combinado y en condiciones normales, se sitúa más cerca de los 5,8 L/100 km. Por otro lado, dispone de tres modos de conducción: ECO, MySense y Sport.

Su precio es de 24.850 euros con el acabado Intens, cuantía que crece en 2.000 euros en el caso de elegir la terminación Tech y en otros 2.000 euros más si se opta por el R.S. Line. Por tanto, el Captur Híbrido sale por algo menos de 7.000 euros que el Híbrido Enchufable que, por otra parte, añade el atractivo de la etiqueta ‘0 Emisiones’ y de ofrecer 50 km de autonomía 100% eléctrica.

Con todo, el nuevo Renault Captur E-Tech Híbrido es una de las opciones más atractivas en su segmento, donde pugna con las versiones híbridas de modelos como el Kia Niro, el Hyundai Kona o el Toyota Yaris Cross.