Moda y Tendencias

Olvídate del patinete eléctrico si quieres ir en transporte público

Compartir
La medida restrictiva entrará en vigor el próximo 4 de noviembre e impedirá acceder con patines eléctricos a los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) e interurbanos y urbanos en otros municipios, así como en las instalaciones y vehículos de Metro de Madrid y los cinco intercambiadores de Plaza de Castilla, Moncloa, Príncipe Pío, Plaza Elíptica y Avenida de América.
LMN

Los pasajeros que no cumplan la medida serán expulsados. La limitación durará hasta que se «verifiquen completamente las condiciones de seguridad» de este tipo de elementos en el transporte público, según ha informado el Gobierno regional. 

La decisión del Consorcio Regional de Transportes se ve condicionada por los hechos ocurridos el 17 de octubre, cuando la batería de un patinete eléctrico explotó en la Línea 2 de Metro de Madrid, afortunadamente sin heridos. El consejero de Presidencia, Miguel Ángel García Martín, ya anunció que se estaba valorando aplicar esta restricción. 

Medidas similares se han tomado en otras comunidades autónomas, como Cataluña, donde, por el momento, se ha vetado la presencia de estos vehículos de forma indefinida. El año pasado un patinete eléctrico ya provocó en un vagón de tren una explosión a su paso por San Boi de Llobregat, lo que provocó al menos cinco heridos y cuantiosos daños materiales.

Los responsables del transporte público comenzaron entonces a valorar la prohibición de acceder con estos dispositivos a los diferentes medios de su titularidad, un veto que se hizo efectivo el pasado 1 de febrero. La medida se volvió a prorrogar por tres meses más, hasta el próximo 31 de octubre. Sin embargo, el consejo de administración de la Autoridad del Transporte Metropolitano anunció esta semana que por el momento se mantendría la limitación.

Para velar por el cumplimiento de esta resolución, en la que también ha prevalecido la protección de los trabajadores de las diferentes empresas, el CRTM va a solicitar a los operadores implicados en la difusión de este cambio en sus canales de información digitales e impresos, como redes sociales, páginas web, cartelería, paneles o vinilos informativos.