Las zonas verdes del Distrito C-Las Tablas ya se riegan con agua regenerada

Compartir
El Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha finalizado las obras de dotación de acometida de riego con agua regenerada en tres parcelas ubicadas en el Distrito C-Las Tablas, permitiendo la prolongación de la red para poder regar las zonas ajardinadas de la zona.

El objetivo principal de esta extensión de la red, según han informado desde el Ayuntamiento de la capital, es sustituir agua potable por agua de calidad adecuada para usos municipales de menores exigencias que la destinada al consumo humano como el riego de zonas verdes, la limpieza de viales públicos, la de colectores y la de los estanques de tormentas.

El punto de toma de la nueva conducción se ha realizado en la interconexión de la red Norte-Este-Rejas con la red Norte-Oeste-Viveros. La conducción de llenado de 515 metros discurre por la avenida del Camino de Santiago hasta la calle Portomarín de las Tablas, en una parcela calificada como zona verde junto al paso inferior de la M-40, donde se ha construido el depósito y la cámara de llaves y bombas. El depósito tiene una capacidad de 500 metros cúbicos y tiene unas dimensiones exteriores de 25,70 x 7,60 m, divididas en dos vasos iguales.

La política de ahorro en el consumo de agua potable para el riego de zonas verdes que lleva a cabo el Ayuntamiento de Madrid ha conseguido, según las fuentes municipales, que en el año 2020 prácticamente el 100 % del agua utilizada para el baldeo proceda de recursos hídricos alternativos, básicamente de aguas regeneradas, así como el 30 % de agua utilizada para el riego de zonas verdes municipales.

La producción de agua regenerada en las depuradoras madrileñas en 2020 fue de 6,35 millones de metros cúbicos, de ellos el 70 % se destinó al riego de zonas verdes municipales y a la limpieza del viario de la ciudad y el 30 % restante fue utilizado por usuarios privados.

Utilización de agua regenerada

El empleo de agua regenerada supone el aprovechamiento de agua procedente de las estaciones depuradoras del sistema de saneamiento de la ciudad mediante la construcción de un gran anillo de circunvalación de más de 200 kilómetros de infraestructuras subterráneas para la reversibilidad del flujo hidráulico. Así, la ciudad se puede abastecer con agua regenerada para el riego de zonas verdes, baldeo de viales, limpieza de alcantarillado y estanques de tormentas, además de otros usos autorizados (riego de campos de golf, viveros, etc.).

Para crear este gran anillo, el Ayuntamiento cuenta con la construcción de una serie de infraestructuras, depósitos y dársenas con los correspondientes equipos de bombeo para hidrantes y carga de camiones.

La red general se estructura en otras redes parciales, que a su vez disponen de ramales secundarios para obtener una mejor distribución (Red Centro China, Red Norte Oeste Viveros, Red Norte Este Rejas, Red Sur Este Gavia, Red Interconexión Gavia, Red Interconexión Norte Oeste-Norte Este).