ActualidadMotorMovilidad

La solicitud de ayudas a la compra de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga se multiplica

Compartir
La Comunidad de Madrid ha recibido 14.345 solicitudes para ayudas a la compra de vehículos eléctricos e instalación de puntos de recarga del Programa Moves III desde que se abrió el plazo el pasado mes de julio.

La tercera edición de este plan regional cuenta con una dotación presupuestaria de casi 53 millones de euros y vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023. Tiene dos líneas de actuación: la compra de vehículos eléctricos (37.081.000 euros) y el despliegue de infraestructuras de recarga (15.893.173).

Así lo ha explicado la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura del Gobierno regional, Paloma Martín, durante una visita a la sede central de unos concesionarios.


Siete meses después de la apertura de la convocatoria, gestionada a través de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (FENERCOM), ya se ha comprometido el 87% de los recursos económicos disponibles. Por un lado, ha recibido 8.509 solicitudes para la compra de automóviles eléctricos que ascienden a 30.319.490 euros (el 81% de la dotación prevista), con unos incentivos que alcanzan los 9.000 euros (con achatarramiento de una unidad
antigua).

Hasta la fecha, las ayudas del Programa Moves III han permitido la compra de 7.570 nuevos coches y furgonetas (4.172 eléctricos puros y 3.398 híbridos enchufables), lo que representa un ahorro de 19.000 toneladas anuales de CO2 emitidas a la atmósfera.

Instalación puntos de recarga

En el caso de la línea de ayudas para la instalación de puntos de recarga, las 5.836 peticiones gestionadas ya superan los fondos comprometidos, por lo que el Ejecutivo regional ha pedido al Gobierno central una ampliación de 30 millones de euros para cubrir la demanda.

La Comunidad ofrece ayudas de hasta el 70% del coste a particulares, autónomos y comunidades de propietarios para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos. Los incentivos para empresas y administraciones públicas varían en función del tamaño de la entidad, alcanzado un máximo del 55% en el caso de pymes.

El número de puntos de recarga instalados con ayuda del Moves III es de 1.551 unidades, que podría llegar a 6.600 si se recibieran los fondos estatales necesarios para atender todas las solicitudes presentadas.