‘Elvis’, la biografía del mito que Warner Bross se ha atrevido a llevar a la pantalla

Compartir
El proyecto se anunció por primera vez en abril de 2014, cuando Baz entró en negociaciones para dirigir la película, con Kelly Marcel escribiendo el guion. No se anunció ningún desarrollo adicional en la película hasta marzo de 2019, cuando Tom Hanks fue elegido para el papel del coronel Tom Parker. Luhrmann se estableció como director y también reemplazó a Marcel como guionista con Craig Pearce y Sam Bromell.
BettyGS

Llega ‘Elvis’, en la que Luhrman se dedica a jugar con las ruinas del pasado –en este caso, el fulgor y las sombras de uno de los mayores juguetes rotos de la historia de la música– para construir un espectáculo centelleante, espumoso, autocombustible.

Los movimientos de pelvis del rey del rock, sus desvanecimientos teatrales, y el arremolinamiento de sus extremidades durante sus actuaciones conforman el verdadero corazón del film, de la misma manera en que lo hacían las piruetas de Buster Keaton o la sonrisa de Charles Chaplin. 

Pareciera como si Lurhman no necesitase contar la historia de Elvis, sino que le valiese con el cuerpo y el mito de Presley. De hecho, eso le basta para construir un extendido y descomunal primer acto en el que, tras un prólogo que le guiña el ojo a ‘Ciudadano Kane’ de Orson Welles, la película se convierte en una batidora de gestos exaltados y sonidos penetrantes.

Para retratar el ascenso de Elvis Presley al panteón del entertainment, Lurhman hacia magia con su devoción por los artificios fílmicos: cámaras rápidas y lentas, montaje atomizante, pantallas partidas (que mezclan imágenes de archivo y ficción) e imposibles juegos escénicos

Más allá de sus meritorios descubrimientos estéticas, ‘Elvis’ también intenta contar la historia de un chico de familia humilde que conquistó las cimas de la música gracias a su conexión cultural y espiritual con la música negra: el rhythm & blues y el gospel.

Tirando de este hilo, Luhrman intenta convertir a Elvis en un improbable activista antisistema. Primero, lo enfrenta a una sociedad retrógrada, y luego, gracias a sus conexiones con la música afroamericana, sitúa a Elvis bajo en la lucha por los derechos civiles en la América de 1960.

Todo se ve contrapesada por la presencia sombría y reaccionaria del personaje del Coronel Tom Parker (interpretado por Tom Hanks), el agente de Elvis, a quien Luhrman cede el papel de narrador y a quien retrata como una figura mefistofélica, el principal responsable  del hundimiento de su representado

A la postre, de este cúmulo de inputs contrapuestos en materia política, emerge una película tan relumbrante como desigual, en la que la llameante inventiva plástica de Lurhman convive con la representación algo tosca del drama de Elvis como genio atormentado.

SINOPSIS

Filme biográfico en torno a la vida y la música de Elvis Presley (Austin Butler), enfocadas de su compleja relación con su misterioso agente: el coronel Tom Parker (Hanks). La película ahonda en la complicada dinámica entre Presley y Parker a lo largo de más de 20 años, desde el ascenso a la fama de Presley hasta su estrellato sin precedentes. Todo ello tras el telón de la evolución cultural y la madurez social en Estados Unidos. En el centro de ese viaje está una de las personas más importantes e influyentes en la vida de Elvis, Priscilla Presley (Olivia DeJonge).