El primer Audi Q8 e-tron sale de la cadena de producción

Compartir
La salida de la línea de producción de la planta de Bruselas del primer Audi Q8 e-tron marca el comienzo de una nueva era para el buque insignia de la gama de SUV eléctricos de Audi. La factoría belga es todo un ejemplo de producción sostenible desde que se inició en 2018 la fabricación del Audi e-tron, un modelo del que se han comercializado alrededor de 160.000 unidades.
G. Pico Pérez

Gerd Walker, Director de Producción y Logística de Audi, subraya la importancia del nuevo SUV eléctrico de la marca: “Con su mayor eficiencia y autonomía, así como su afinado diseño, el nuevo Audi Q8 e-tron supone una declaración firme a favor de la electromovilidad”. Walker también destaca el protagonismo de la planta de Bruselas como precursora de la producción sostenible:

“Bruselas ha realizado un trabajo muy valioso. Estamos aprendiendo de la experiencia que nos otorga haber entregado alrededor de 160.000 vehículos en todo el mundo. Como siguiente paso aprovecharemos esta experiencia para aumentar la producción de baterías en Ingolstadt”. La planta de montaje de baterías de Bruselas está desempeñando un papel pionero para todo el Grupo.

A diferencia de muchos competidores, Audi se centra en transformar la producción desde dentro hacia fuera, con el objetivo de anunciar el futuro de los procesos de fabricación en la marca de los cuatro aros: la “factoría360”. Mientras tanto, Bruselas es todo un modelo para algunas áreas de este concepto innovador. Para Audi, invertir en las plantas existentes es sinónimo de “sostenibilidad en acción”, tanto desde el punto de vista económico como desde el ecológico y el social. “El camino que Audi está tomando conserva recursos y acelera nuestra transformación”, subraya Walker.

Para el español Xavier Ros, Director de Recursos Humanos y Organización de AUDI AG, la planta belga aporta valiosos conocimientos sobre los programas específicos de cualificación de los empleados: “La experiencia que Bruselas ha adquirido desde 2018 puede utilizarse en todas las sedes del Grupo Audi”. Por su parte, el Director de Audi Bruselas, Volker Germann, también destaca el papel desempeñado por el personal: “Para construir el Audi Q8 e-tron hace falta algo más que toda nuestra infraestructura. Por encima de todo está nuestro equipo de apasionados empleados, que se unen para hacer posible la fabricación de este coche”.


El Audi Q8 e-tron llegará a los clientes de Europa y Estados Unidos como un automóvil con certificado de neutralidad neta de carbono. A partir de 2025 la producción en todas las plantas de Audi será neutra en carbono, como parte del programa medioambiental de toda la compañía Mission:Zero. Bruselas reemplazó este hito ya en 2018, y en 2020 fue nombrada “Fábrica del Futuro” por Agoria, la mayor organización patronal y asociación profesional de Bélgica. 

Desde que comenzó la producción del Audi e-tron, el emplazamiento belga ha sido reconocido como la primera planta de producción de gran volumen del mundo en el segmento premium certificado como neutro en carbono. El emplazamiento cambió a la energía verde en 2012.

Entre otras medidas, Audi Bruselas instaló uno de los sistemas fotovoltaicos más grandes de la región, con una superficie de 107.000 metros cuadrados. El sistema genera cada año unos 9.000 megavatios hora de potencia a partir de energía sostenible, lo que permite recargar unas 90.000 unidades del Audi Q8 e-tron y reducir las emisiones de carbono en 1.881 toneladas. Las empresas que suministran las celdas de las baterías están obligadas a utilizar únicamente fuentes de energía renovables para la producción. 

Desde mayo de 2022, los motores eléctricos para el sistema de propulsión del vehículo se transportan de Hungría a Bruselas por ferrocarril utilizando una ruta de aproximadamente 1.300 kilómetros, una medida que reduce las emisiones de carbono en unas 2.600 toneladas anuales respecto al transporte con camiones.

AUDI AG es propietaria de la planta belga desde 2007. Tras su adquisición, Audi Bruselas reconvirtió la factoría para producir el Audi A1, una nueva incorporación a la gama de modelos de la marca de los cuatro aros en aquel momento. En 2018 vio la luz el Audi e-tron. En 2021 salió de la línea de montaje de Audi Bruselas 43.866 vehículos totalmente eléctricos. A partir del segundo semestre de 2023, más de 3.000 empleados fabricarán también aquí el Audi Q4 e-tron.

Mayor eficiencia

El concepto de propulsión optimizado del nuevo Q8 e-tron, su aerodinámica mejorada, el aumento de la capacidad de la batería y el mayor rendimiento de carga se traducen en un aumento de la autonomía de hasta 575 kilómetros en el SUV y de hasta 595 kilómetros en el Sportback (cifras para el mercado español, según el ciclo WLTP). Audi también utiliza materiales reciclados en algunos componentes del nuevo SUV eléctrico. Estos componentes, recuperados mediante un proceso de reciclaje, ahorran recursos y garantizan un ciclo cerrado que es eficiente y sostenible.