Victoria Abril dinamita los Premios Feroz con su “coronacirco”

Compartir

Por BettyGS

Acabo de oír las manifestaciones de la actriz realizadas por la actriz en el acto celebrado hoy, miércoles cuando se dio una rueda de prensa preparada por el Ayuntamiento de Alcobendas como preludio a los Premios Feroz que tendrán lugar el próximo 2 de marzo y que se celebrarán en Madrid.

Fue una rueda de prensa en internet y en el que la actriz, en principio, iba a dar las gracias por ese Premio de Honor que le concedía la Asociación de Informadores Cinematográficos de España por su trayectoria profesional.

Y me ha indignado su perorata sobre el coronavirus y las vacunas. Ha dejado bien claro que es una negacionista , y de las más potentes, de algo que estamos sufriendo, y de qué manera, todos los habitantes del planeta Tierra.

En principio, su aspecto físico está muy lejos de lo que recordábamos de la actriz. Está tan deformada que no sabemos quien la aconseja, quien le dice que ha mejorado antes de pasar por la clínica y si es capaz de asumir cualquier reproche.

Y este pequeño rechazo que hago es por la indignación que me han producido sus palabras. Pero la misma libertad de expresión para que ella pueda decir lo que dice, la utilizo para decir lo que pienso.

Es necesario recordar el daño que pueden hacer las manifestaciones que personas mediáticas pueden hacer a los que no tienen la cabeza bien amueblada. Lo bueno es que los negacionistas son una minoría muy minoritaria y que muy pocos les hacen caso.

En este caso lo veo más como un ardid publicitario (hablen bien o mal, pero que hablen) de una persona que ha sido muy interesante en una etapa, pero que ahora está en decadencia.

Lo más sensato es que le retiraran el honor que le acaban de conceder. Es lo menos que se merece frente a las perlas que soltado este pasado día. Personajes así es mantenerlos en el olvido.

Relato de unas declaraciones improcedentes

“Esto no es el covid, es un coronacirco. Basta de esta farsa”, dijo la actriz nada más empezar.

“La vida no puede ser el miedo. Hay algo peor que perder la vida y es perder la razón de vivir. Así que basta ya, ¿no?”.

“Primero vino la variante inglesa, luego la brasileña, ahora la sudafricana, señaló Abril con un escepticismo próximo al negacionismo. Y enseguida criticó al presidente Emmanuel Macron por “arremeter contra nuestras libertades fundamentales”.

Explicó que en Francia “no vamos a un restaurante, a una exposición, a bailar… No podemos reunirnos desde hace un año.  Tengo ganas de hablar; en Francia, no aquí que sí se pueden hacer cosas y rodar películas”, añadió. Y contrapuso “este mundo amordazado con el mundo libre de antes”.

“Han roto los grupos de amigos y las familias”, dijo Abril. “¡Cómo puede ser que tengas que ver a tu madre a tres metros sin poder abrazarla! ¡O que tu hijo no vaya a verte por miedo! Y yo ya tomo prevención. Nunca he cogido una gripe!”, continuó. Para después dar casi un mitin con la tesis de que la pandemia no es tan grave como la pintan: “Este año la Covid ni siquiera habrá provocado el 5% de las muertes naturales. Nos han convertido en cobayas. Si no puedes curar, no hagas daño…”, dijo también.

Y aun insistió: “Los efectos de la vacuna no se saben cuales son, no es como los efectos de darte un golpe en la cabeza de pequeño, que no hay más que oírme a mí para saber cuales los efectos”.

La vacuna, llegó a decir también, “no está testada” y “hay más muertes con vacuna que sin vacuna”. Lo que vivimos “no es una pandemia“, en su opinión, sino “una plandemia”. Y “una cosa es lo que diga la tele y otra… Hay que entrar en el Internet; métete en foros científicos y aprenderás cosas”.

María Guerra trató de frenarla, pero no podía: “Déjame hablar. Nos están envenenando”, protestó… Un desastre.