Singer and actress Chanel Terrero rehearsing for the final at the Eurovision song contest 2022 *** Local Caption *** .

The EUROVISION’s SLOw MOtion, dos décadas y dos mujeres: el paralelismo a CÁMARA LENTA de Rosa y Chanel

Compartir
Ambas fueron admiradas y temidas, ambas se sobrepusieron y triunfaron en prestigio para España en Eurovisión por su trabajo, esfuerzo, equipo y humildad, devolviendo la alegría y entusiasmo de los españoles con respecto al EuroFestival.
Luis García del Collado

Como es costumbre en España, el pasado mayo asistimos a la cita anual del Festival de EUROVISIÓN, en el que por fin se pudo disfrutar de una actuación digna de su posición en el palmarés después de casi 30 años de ‘maldición’ (la mayoría de las veces justificada y otras pocas no).

Curiosamente, se han cumplido 20 años desde que Rosa (López) de España nos representó en Tallin 2002 y quedamos en 7ª posición. Dicha efeméride me motivó a revivir y revisar, como buen estudioso de Eurovisión que soy, dicha retransmisión que hizo el gran José Luis Uribarri (el cual no daba puntada sin hilo con sus comentarios y predicciones con los votos), e interioricé un par de comentarios que hizo entonces y dan mucho que pensar con todo lo ocurrido con Chanel.

Iniciaba eufóricamente la retransmisión congratulándose por el éxito de Operación Triunfo y del apoyo
masivo de los medios nacionales a TVE para con la participación de Rosa en Eurovisión 2002, en la que se valoró mucho el trabajo duro de los concursantes del novedoso reality, y del conjunto, más allá del triunfo de Rosa en aquella primera edición.

Un efecto sin duda irrepetible, que se intentó con el regreso de OT en 2017 queriendo revivir aquello, cosa que no funcionó: Amaia y Alfred fueron a Lisboa 2018, una interpretación tan cursi que nos dejó ‘4ºs por abajo’ con 61 puntos y con el comentario posterior, típico de la ‘Generación Z’: «El puesto es una mierda, pero no pasa nada» (y tan ancha se quedó la de Navarra).

El otro comentario de Uribarri al finalizar las votaciones en 2002: “¡Hemos ganado en prestigio, nos han
admirado y temido, es un 7º puesto con 81 puntos muy bien trabajado…ha triunfado la alegría, la juventud y el entusiasmo!”. Así fue con Rosa… y así, y mucho más, ha sido con Chanel, la misma sensación de entonces pero con más emoción al ver su actuación en directo (cuando ganó Benidorm pensé: “Si TVE apuesta por llevar algo parecido a ‘Fuego’ de Eleni Foureira por Chipre en 2018, podríamos hasta quedar terceros”), la mezcla de estilos de ‘SloMo’, la mejora musical y puesta en escena al comienzo y en la parte climax-final de la canción con el abanico a lo ‘Antes muerta que sencilla’ de Mª Isabel (Ganadora de Eurovisión Junior 2004) fue lo que más me emocionó y también, según los video-reactions de youtube, a las gradas de Turín 2022, a toda Europa, Australia y por supuesto a España.

Ha superado con creces en interpretación, popularidad y puntuación al ‘Fuego’ de Chipre 2018. Eso sí, el mismo puesto, pero todos sabemos que es un bronce con moral de oro, es más, mis expectativas se cumplieron.

Han tenido que pasar 20 años para que TVE se pusiera las pilas, y no es por menospreciar a otros artistas que en ese tiempo también lo hicieron impecable, pero creo que este año han dado en el clavo y espero que lo consigan para poder estar a partir de ahora a la altura de Suecia (país con mejor palmarés en los últimos años).

Ya es hora de valorar y reconocer el esfuerzo y trabajo nuestros artistas y no tomarse Eurovisión a broma como otros años.

LUIS GARCÍA DEL COLLADO
@LuigiFilms