Tesoros Escondidos de Úrsula Mascaró

Compartir
Úrsula Mascaró es conocida en el mundo entero por sus colecciones de zapatos. Pocas mujeres existen que no tengan en su armario unas Pretty Ballerinas o cualquier modelo de la firma Mascaró. Desde 2020 decidió coger aire y tomó un nuevo rumbo en su vida para dedicarse al arte y en especial, a la pintura. Son ya casi cuatro años de trabajo y este mes de noviembre pone en marcha su cuarta exposición. Al igual que las anteriores muestras que ha realizado y en similitud a lo que le pasaba cuando era diseña-dora de moda, la creatividad le sale por los cuatro costados y con “Tesoros Escondidos” no deja indiferente a nadie.
Juan Ussía

PREGUNTA: El día 29 de noviembre expones Tesoros Escondidos en el Hotel Wellington. Tu cuarta colección desde que comenzaste a exponer, ¿en qué consiste?

RESPUESTA: Tesoros escondidos habla de los tesoros que tenemos todos dentro de nosotros mismos.

P: Por curiosidad ¿cuáles son?

R: Los tesoros escondidos que tenemos todos dentro de nosotros son muchos. Por ejemplo y por citarte algunos, está la paciencia, la generosidad, el agradecimiento, la sabiduría o nuestra capacidad de proyectar energía que depende de nuestros estados de ánimo.

P: Y en esta colección, ¿que buscas transmitir?

R: En mis cuadros transmito totalmente mi estado de ánimo y mi vida, mis ideas, mi existencia, mis dolores, mis alegrías, mi todo y mi ser, podríamos decir.

P: Los colores de tus cuadros varían y lo han hecho en tus anteriores exposiciones. Cada color refleja algo distinto,¿verdad?

R: Así es. Podríamos decir que Tesoros Escondidos se divide en tres fases o secciones. Por ejemplo, la primera sección está llena de colores. El Rojo se llama. Es feminismo puro. Y lo es porque cuando pinté estos cuadros estaba atravesando un momento en que me sentí muy apoyada por mujeres. Las otras secciones son más conceptuales, con tonos menos llamativos, más blancos y en donde doy importancia, por ejemplo, a nuestra energía interior y a la expansión de la conciencia.

P: ¿Cuántos cuadros vas a exponer?

R: Son unos 60 cuadros.

P: ¿Cuánto tiempo has tardado en hacerlos?

R: Depende de cada cuadro, pero esta colección es muy laboriosa técnicamente, porque sigue varios procesos.

P: Me consta que eres autodidacta. Pero, ¿en qué te inspiras para crear los cuadros?

R: Puede sonar un poco raro, pero yo siento muchas veces que soy un canal receptor de la vida y del universo. Yo no decido. La inspiración me viene generalmente cuando medito. Después técnicamente lo voy trabajando, pero me viene lo que tengo que comunicar. No sé cómo explicarlo mejor. Es una capacidad innata. No uso la razón. Yo le llamo instinto.

P: ¿Cuándo decides que has terminado una colección?

R: Nunca termino. Es decir, expones todo ahora, pero no la creatividad, como te decía antes. Tendrás que hacer otras cosas. Hay un camino. Yo me dejo guiar.

P: Tesoros Escondidos, ¿se va a poder ver en más sitios?

R: La idea es poder llevar esta exposición a varios sitios y me encantaría poder hacerlo, por ejemplo, en Alcobendas.

P: Llevas en Madrid varios años ¿qué te ha aportado?

R: Me ha dado paz y calma. Es curioso porque mucha gen-te se va a Menorca para esto y yo lo he encontrado aquí. Me siento libre y como si pudiera volar.

P: Los grandes artistas y pintores no hacen obras y cuadros pensando en venderlos con posterioridad. Al menos, eso dicen ¿estás de acuerdo?

R: Por supuesto. Yo no pienso en vender. Si pensase en vender haría florecitas o cosas así ¿no?

P: Has estado 30 años siendo una de las diseñadoras de moda y calzado más conocidas del mundo. ¿No hay nada referente a lo que hacías antes en tus exposiciones?

R: No es lo mismo.

P: ¿Te aburre un poco que la gente te vincule constantemente con los zapatos?

R: No, porque son mis niñas. Las adoro. Mucha gente me dice que vuelva. Pero no está dentro de mis intenciones.

P: ¿Te gustaría poder vivir de tus cuadros?

R: Claro, me encantaría. Ahora sobrevivo.

P: Tus hijos, ¿han heredado tu vena artística?

R: A ver, mi tercera hija sí, pero ha decidido irse por la parte de científica como su padre y hermanos. Los tres son científicos y técnicos.

P: Solo un día de exposición se queda un poco corto, ¿no?

R: La verdad es que las exposiciones que he hecho de un día me han ido mejor. De todas formas, si alguien no ha podido venir a la exposición, les invito a todos a mi casa. Esto es como una sala de exposiciones privada.

P: Vamos a hacer una llamada a la gente a que vaya a ver Tesoros Escondidos al Hotel Wellington el próximo 29 de noviembre. Y si no pueden, estará disponible a través de tu web.

R: Mi intención es que cada uno descubra los tesoros escondidos que tiene dentro, porque los tenemos. Descubrirlos es un trabajo personal. Yo no puedo hacer nada más que plasmarlo en un lienzo, pero el trabajo es de cada uno. Si tú no lo entiendes, es imposible que tú lo transmitas, lo tienes que entender dentro de ti. El kundalini, uno de mis cuadros se llama así, es la energía vital que tenemos todos dentro de nosotros mismos. Este torbellino lo tenemos dentro y solo hay que sacarlo.

www.ursulamascaro.com