Porsche 718 Cayman GT4 RS, 500 CV para un motor central de altas revoluciones

Compartir
Es el nuevo modelo cumbre de la familia 718, un coche diseñado para disfrutar al volante y que impresiona por la ligereza de su construcción, la puesta a punto de un chasis extremadamente ágil, una sofisticada aerodinámica y su sonido único.

G. Pico Pérez

El motor bóxer atmosférico, que proviene del utilizado en el 911 GT3 y en la versión de carreras 911 GT3 Cup, es la pieza clave de un deportivo que ha sido diseñado para obtener el máximo placer de conducir. Sube hasta las 9.000 revoluciones y, comparado con el del 718 Cayman GT4, ofrece un extra de potencia de 80 caballos (59 kW), lo que sitúa la relación peso/potencia del coche en 2,83 kg/CV. El par máximo se ha incrementado de los 430 a los 450 Nm.

Entre las características que llaman la atención del nuevo modelo de la gama 718 se encuentran las tomas de aire situadas detrás de las ventanillas del conductor y del pasajero, en el lugar donde, normalmente, el 718 Cayman tiene unas pequeñas ventanas laterales. Esas nuevas tomas mejoran el flujo de aire de admisión y, al mismo tiempo, crean un sonido embriagador para los ocupantes.

Como todos los modelos RS modernos, el nuevo 718 GT4 RS está disponible exclusivamente con la transmisión Porsche de doble embrague (PDK). Esta caja de cambios de siete marchas engrana las velocidades a un ritmo rapidísimo y garantiza el máximo rendimiento. Las levas permiten al conductor mantener las manos en el volante, incluso cuando cambia de marcha manualmente. Además, también puede utilizar la rediseñada palanca selectora de la consola central.

Las cortas relaciones de cambio de la transmisión PDK favorecen una increíble aceleración para este deportivo con motor central. El 718 Cayman GT4 RS pasa de 0 a 100 km/h en solo 3,4 segundos y logra una velocidad máxima de 315 km/h que se alcanza con la séptima marcha engranada.

El pack opcional Weissach lleva el diseño dinámico del GT4 RS todavía más lejos. El capó delantero para el compartimento de equipajes, las tomas de aire, la cubierta de la caja del filtro de aire, las carcasas superiores de los retrovisores exteriores y el alerón trasero tienen un acabado de carbono.

Los tubos de escape de titanio ofrecen un aspecto similar a los del Porsche 935. La jaula antivuelco montada en la parte trasera también está hecha de titanio. La sección superior del salpicadero está tapizada en material Race-Tex y en la luneta trasera se integra un logotipo Porsche de gran tamaño. Con el pack Weissach, se pueden pedir, con un coste adicional, las llantas de magnesio forjado de 20 pulgadas en lugar de las de aluminio forjado.  

Ya se pueden hacer pedidos del nuevo Porsche 718 Cayman GT4 RS, que celebra su estreno mundial en el Salón del Automóvil de Los Ángeles.

Su precio final en España es de 163.182 euros