Deporte y vida sana

Nadal vs Alcaraz: el duelo que marca el cambio de una era del tenis español y mundial

Compartir
El resultado era lo de menos. Rafa Nadal y Carlos Alcaraz se veían las caras por cuarta vez en su carrera en un partido de exhibición para hacer disfrutar a todos los aficionados del tenis. Y lo lograron. Dejaron grandes puntos y compitieron hasta el final por hacerse con el triunfo. Y luego lo comentaron.

El gran objetivo a corto plazo para ambos está en Indian Wells, en lo que será el primer Masters 1.000 de la temporada, un torneo muy especial para los dos grandes tenistas españoles de la actualidad. De hecho, el manacorí lo ha ganado en tres ocasiones, mientras que el murciano es el vigente campeón al llevarse el título en el 2023.

La mayor leyenda del tenis español y la gran figura emergente de nuestro país se batieron en Las Vegas en un duelo de algo menos de dos horas que tuvo dos sets y un super tie-break y que acabó con victoria de Alcaraz y poniendo en 2-2 su duelo particular, aunque este último no haya sido un partido oficial.

Fue una gran noticia ver a los dos tenistas sanos y pudiendo practicar un buen tenis. Alcaraz, que comenzó algo más tibio sin arriesgar por su tobillo, entró poco a poco en temperatura ante un Nadal que mostró buenas sensaciones desde el primer al último minuto. 

Empezó con fuerza Rafa Nadal. El balear, a pesar de ser una exhibición, quiso probarse y ofreció un tenis de alto nivel. Pasó por delante de Alcaraz en el inicio del primer set y apenas tardó unos minutos en poner el 3-0 en el marcador.

En algún momento quedó claro que Alcaraz no quería forzar demasiado el tobillo que se lesionó hace apenas dos semanas en Río de Janeiro. El murciano no se exprimió al máximo y acabó perdiendo el primer set 6-3. Se notaba que era una exhibición, pero la gran noticia fue el buen nivel de Nadal en el drive.

Carlos Alcaraz cambió por completo sus prestaciones en el inicio del segundo envite. El murciano, mucho más cómodo sobre la pista de Las Vegas, se puso 1-4 en apenas veinte minutos dejando muy encarrilada la igualada. El set terminó de su lado por 6-4. 

Ambos tenistas ganaron un set y el partido se decidió en un super tie break. Fue un intercambio de golpes constante. Falló Nadal el primer punto con el revés y Carlitos tomó la ventaja para hacerse con el choque. Sin embargo, el campeón de 22 Grand Slams hizo uso de su veteranía para poner en muchos apuros a su rival con bolas altas.

Con todo en contra, Alcaraz renació. Arriesgó en su saque, restó de maravilla una subida a la red y se puso con dos bolas de partido. Nadal salvó las dos, la segunda de ellas con un passing sublime marca de la casa. El encuentro entró en una fase de errores constantes, pero Carlitos se acabó llevando el triunfo en su sexta bola de partido.

Comentarios pospartido

Nadal: “Ha sido genial, tenía que haber estado aquí el año pasado y no pude por unos problemas. He disfrutado mucho, enhorabuena a Carlos por un gran partido. En lo personal, no he podido jugar mucho en los últimos dos años, así que jugar aquí con Carlos ante una gran afición significa mucho para mí”.

“Es un desafío jugar contra él, somos de generaciones muy distintas, en España tenemos que estar muy contentos por tener a alguien como Carlos. Es un jugador increíble, con solo 20 años ha ganado dos Grand Slams, como tenista no me enfrentaré con él muchas veces, pero como fan seguiré disfrutando de él mucho tiempo, espero”.

“Sólo puedo dar las gracias a todos los seguidores, durante mi carrera siempre me he sentido querido y apoyado por todo el público”.

Alcaraz: “Jugar con Rafa es siempre muy especial para mí. De Rafa he aprendido su espíritu de lucha, él nunca se rinde, corre a por cada bola y pega golpes increíbles. Tuve unos pocos puntos de partido y él hizo puntos increíbles, nunca se rinde. He tratado de seguir haciendo mi juego, de buscar soluciones cuando las cosas no van bien”.

“Ha sido un placer jugar aquí, muchos españoles y latinos han venido a apoyar el partido y me siento muy querido. Agradecer todo el cariño que hemos recibido allá donde vamos”.