Mario Vaquerizo; Director del Castellana Nueva C.F: “En este club jugamos al ataque y fomentamos el refuerzo positivo”

Compartir
Mario Vaquerizo es el máximo responsable del club de Futbol Castellana Nueva, equipo que cumple un año de trayectoria y que tiene detrás a las escuelas de los colegios Liceo Europeo y Estudiantes. A Pesar de su juventud tiene ya una dilatada experiencia formando jugadores y dirigiendo equipos. En un futuro no muy lejano este club aspira a tener 63 equipos en cartera. Todo un reto.

¿Quién es Mario Vaquerizo?

Soy el que desde hace más de cinco años tiene la suerte de dirigir este proyecto. Anteriormente estuve en la Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes, como entrenador de categorías inferiores, ayudando como segundo del equipo juvenil y como coordinador de formación y metodología.

Y, del Sanse al colegio Estudiantes ¿cómo fue el cambio?

La verdad que tuve la suerte de recalar en este colegio cuando Iniciaron el proyecto de realizar el campo de fútbol y demás. Lo encabece yo y fueron cinco años espectaculares. Con mucho crecimiento tanto de niños como de niñas. En ese tiempo nos dimos cuenta que esta zona es una fábrica de futbolistas.

¿En qué consiste el proyecto de Castellana Nueva?

Lo que hemos hecho es juntar las escuelas de los colegios Estudiantes y Liceo Europeo para después poder darlas una estructura con Castellana Nueva que no teníamos. Suplimos una carencia y damos una oportunidad. Ahora, una vez dan el salto al fútbol 11 ya están con nosotros en Castellana Nueva hasta juveniles. Actualmente estamos jugando en la Ciudad Deportiva Valdelasfuentes y entrenamos en Antela Parada.

¿Cuál es el objetivo?

Estamos en el primer año de Castellana Nueva, tenemos a los jugadores de las escuelas de ambos colegios y estamos abiertos también a gente de fuera. Somos ahora 115 jugadores. Nuestro objetivo es llegar a tener 16 equipos, cuatro como mucho por categoría. Intentamos acoger a todos los perfiles de jugadores. Para nosotros es prioritario acoger a todos. Nuestro reto es llegar a tener 63 equipos. Lo bueno que tenemos nosotros es que en cinco años siempre vamos a tener jugadores para nuestras categorías. Esa es la diferencia con el resto. Vamos a crecer de una forma muy sana y muy estable.

Con categorías y sitio para todo el que quiera jugar al fútbol. ¿Es esto posible?

Estamos seguros de conseguirlo. Con esta fórmula de cuatro categorías tenemos a los mejores jugadores, que han pasado por nuestras escuelas pero que por estructura antes de Castellana Norte no podían, y a los que quieran jugar al fútbol simplemente por divertirse.

¿Estos objetivos son difíciles de explicar?

Estos objetivos se explican al principio a los padres y jugadores para evitar frustraciones, que las hay, porque el deporte al final siempre va relacionado con las frustraciones y por eso nosotros vamos a incorporar la figura de un psicólogo para que nos de apoyo a todos, jugadores, entrenadores, familias y dirección.

Y empezáis el año que viene con la sección de Castellana de chicas ¿En que consiste este comienzo?

El año que viene comienza el Castellana femenino en alevines. Comenzarán con dos o tres equipos. La idea es hacer un proyecto similar al de chicos. En este colegio está muy normalizado que las niñas jueguen al fútbol, al baloncesto o a los deportes que ellas quieran.

¿Qué valores buscas que transmitan tus jugadores allá donde van?

Nosotros desde muy pequeñitos les inculcamos, a nivel de fútbol, unos patrones que tienen todos nuestros equipos. Estos son el presionar desde atrás hasta recuperar, no nos gusta cerrarnos mucho, y somos equipos que a partir de ahí buscamos tener el balón para atacar. Todo esto se nota. Reconoces a los de Castellana porque presionan todos de una manera muy conjunta, y luego cuando tienen el balón ves ese primer pase de seguridad y rápidamente pasan a ir a por el rival.

Pero queremos enseñarles también a jugar de todas las maneras y que el Castellana no sea visto como un equipo capaz sólo de jugar de una forma.

Al final este es un tema pedagógico en el que hay que enseñarles muchas herramientas y darles muchos contenidos para que luego ellos y ellas puedan ir utilizándolas durante los partidos.

¿Y los entrenadores? ¿En qué se diferencian?

En lo que más se diferencian y más hincapié hacemos es en el refuerzo positivo.

Cada jugador tiene millones de opciones en cada balón. Fijarnos en las cosas que hacen mal y machacarlas no es nuestro objetivo. Todo lo contrario. Potenciamos las que se hacen bien. Queremos que esos refuerzos positivos vayan construyendo la autoestima del jugador. Lo primero que valoramos es que sean buenas personas y por supuesto, que tengan cierta inteligencia emocional

Todo aquel que quiera venir a jugar con vosotros, ¿qué tiene que hacer?

Estamos muy interesados en crear un equipo de juveniles por primera vez. Todo junio tendremos puertas abiertas para ir preparando los equipos y categorías del año que viene.