Leonardo DiCaprio y su empresa eligen Extremadura para «cultivar» diamantes

Compartir
El actor es inversor y asesor de la compañía Diamond Foundry, una empresa que ha elegido Trujillo (Caceres) para «cultivar» diamantes.

Aunque para muchos pueda resultar algo difícil de creer, lo cierto es que está compañía lleva a cabo un cultivo con reactores de plasma que reproduce las condiciones de presión y calor necesarias para que, entre 6 y 10 semanas, estén listos este tipo de minerales empleando cantidades ingentes de energía que en este caso quieren que sea renovable.

Una de las fábricas que ya tiene esta empresa se abastece gracias al río Columbia, en Estados Unidos, algo muy diferente a lo que quieren desarrollar en España.

Esta empresa se ha fijado en Trujillo por las condiciones solares que ofrece, de las cuales pretenden conseguir una parte considerable de la electricidad que respaldaría a las baterías de almacenamiento.

Los vecinos de Trujillo no dan crédito ante la noticia, que ya fue avanzada el pasado mes de junio, y ahora paran a su alcalde, José Antonio Redondo Rodríguez, por la calle para pedirle empleo en este proyecto tan importante.

La factoría constará de unos 30.000 metros cuadrados, lugar en el que irían los reactores de plasma para que funcionen las 24 horas del día. Falta por concretar la ubicación de la planta solar de 120 megavatios, que requeriría de un terreno de unas dimensiones cercanas a las 200 hectáreas, además de otra superficie para instalar la infraestructura de almacenamiento, que constará de una potencia de 60 megavatios.

Aseguran que, con la factoría a pleno rendimiento, podrá dar trabajo a 650 personas, una cifra a la que sumarían otros trabajos indirectos en una población, la de Trujillo, que no alcanza los 10.000 habitantes. La empresa espera poder comenzar con el proyecto en 2024.