Las cámaras de la M-30 no multarán a los coches sin etiqueta hasta junio

Compartir
Los vehículos más contaminantes y no matriculados en Madrid capital tienen prohibido, desde el domingo 1 de enero, acceder y circular por la M-30.

En principio, si infringen la norma de la ordenanza de movilidad sostenible Madrid 360, los conductores se enfrentan a una multa de 200 euros. El problema es que las cámaras de vigilancia todavía no se han instalado y, según prevé el ayuntamiento, no estarán completamente operativas hasta junio.

El retraso en colocar los dispositivos, pese a que la ordenanza se aprobó en septiembre de 2021, se debe a la tardanza en licitar el concurso, algo que no se hizo hasta diciembre. La empresa tiene de margen hasta abril para cumplirlo y poner las cámaras en la vía pública.