Las autovías más caras de España con el nuevo pago

Compartir
La implantación del pago por el uso de autovías y miles de personas han dado su opinión al respecto, la gran mayoría en contra, pero parece que la Administración va a hacer oídos sordos.
(Agencias)

El objetivo es instaurar esta medida que acabará con las autovías gratuitas a partir de 2024 y, con ella, reponerse de los cerca de 8.000 millones de euros de pérdidas que provoca su mantenimiento en las arcas del Estado.

Aún quedan muchas cosas por pulir, pero la más importante y que mayor impacto tendrá en los bolsillos de los conductores será el precio del kilómetro recorrido. El Gobierno ha comenzado a estudiar las características y el modelo que desean imponer, tomando ideas de países como Austria y Portugal.

En un principio se barajó la posibilidad de que cada kilómetro cubierto supusiera un coste de entre 3 y 5 céntimos, aunque las discusiones de las últimas jornadas parecen indicar que el precio final será de 1 céntimo por kilómetro.

Hacer los cálculos es una tarea simple: recorrer 100 kilómetros nos costará 1 euro. Así pues, veamos el precio que tendrán los viajes más comunes que realizan los españoles por la geografía nacional.

Las más caras

Millones de personas escogen el coche como vehículo para desplazarse en el día a día. Las autovías son una buena opción para viajar con seguridad y algunas, como la A-66, acumulan un gran porcentaje del tráfico.

A-66

Esta ruta que conecta Gijón con Sevilla tiene una longitud oficial de 692,274 kilómetros, lo que supondría un coste de 6,92 euros extra a nuestro desplazamiento, a través de siete provincias españolas. Dicho viaje sería el más caro a partir de 2024, sin tener en cuenta aquellas vías que son de peaje.

A-4

La segunda autovía con mayor longitud sería la A-4, que comunica Madrid con Cádiz, y su distancia es de 579,865 kilómetros. Traducido al precio del desplazamiento, serían 5,79 euros más que añadir.

A-2 y A-6

Otra gran vía de comunicación es la A-2, la Autovía del Nordeste, que va desde Madrid hasta Barcelona. Ese viaje de 533,600 kilómetros tendría un coste adicional de 5,33 euros, mientras que la A-6, que hace idéntico camino, pero hacia el noroeste, acabando en La Coruña, supondría un coste de 5,18 euros extra tras recorrer 518,240 kilómetros.

A-8 y A-7S

La A-8, conocida como la Autovía del Cantábrico, comienza en Irún y acaba en Baamonde (Lugo), un tramo de 450,903 kilómetros, que se traduce en 4,50 euros. Por su parte, la A-7S, de 421,237 kilómetros, que recorre la costa sur desde la Intersección N-340/N-350 (Cádiz) hasta la altura del enlace con la L.P. Almería-Murcia, tendría un precio de 4,21 euros.

Hay que tener una cosa en cuenta, y es que estos precios son en caso de recorrer de manera completa la vía, algo que es poco probable que suceda, ya que muchos vehículos solo realizan algunos tramos de la autovía.

Y ¿Cómo se cobra en estos casos? Nos lo tendrán que aclarar.