La liberalización ferroviaria triplica la demanda y reduce un 49% las tarifas

Compartir
Casi tres años después de esa entrevista y un año y cuatro meses después de que la competencia en los servicios de alta velocidad ferroviaria españoles los datos confirman aquella predicción.
LMN

Desde la puesta en servicio de los primeros trenes Ouigo, en mayo de 2021, el precio medio de los billetes para la ruta Madrid-Barcelona ha caído un 49% comparado con los datos anteriores de la pandemia.

Además de ese descenso en los precios, el único corredor en el que actualmente opera más de un operador ha visto como, a la llegada de la empresa francesa, se han sumado las circulaciones de Avlo, la marca low cost de Renfe, lo que ha disparado la oferta de servicios.

Esta combinación se ha traducido en un aumento en la demanda de los consumidores. Concretamente, el apetito de los viajeros se ha triplicado también desde mayo de 2021 en comparación a los registros de 2019.

Nuevos trayectos

El origen de estos datos está en el estudio realizado por Trainline, plataforma de venta de billetes que comercializa servicios tanto de Renfe como de Ouigo. Esta empresa ha medido la evolución del precio y del número de billetes de operadores de alta velocidad vendidos en el trayecto Madrid-Barcelona en el periodo de abril de 2019 y abril de 2020 en comparación con el periodo de mayo de 2021 a mayo de 2022.

Los efectos de la liberalización se extenderán al corredor Madrid-Valencia a partir del próximo 7 de octubre. En esa fecha Ouigo comenzará a operar cinco trenes por sentido en el corredor del Levante. La entrada de la francesa provocará que, diariamente, Madrid y Valencia cuenten con 25 circulaciones por sentido: 17 de Renfe, tres de Avlo y las cinco de Ouigo

De esta forma, la compañía francesa sumará una oferta total diaria total de 35.630 plazas semanales entre Madrid-Chamartín-Clara Campoamor y València-Joaquín Sorolla. Con unas tarifas que arrancan en los 9 euros es previsible que la evolución de los precios tenga un comportamiento similar al del corredor Madrid-Barcelona.

Con la apertura de la línea de Valencia el próximo 7 de octubre, Ouigo tendrá una oferta total en España de 83.476 plazas semanales, más del doble de la oferta con la que inició la liberalización del sector el pasado 10 de mayo de 2021 que ascendía a 35.630. Queda pendiente conocer en qué momento y con qué oferta arrancará operaciones en el corredor andaluz, lo que culminará su despliegue acordado en España.

Iryo empezará en noviembre

En lo que respecta a la liberalización ferroviaria, el aumento de la oferta no va a terminar ahí. El próximo 25 de noviembre arrancará sus operaciones Iryo, el operador que va a contar con el segundo volumen de circulaciones más importante del mercado español sólo por detrás de Renfe.

La compañía, participada por Air Nostrum y Trenitalia, se estrenará con 32 circulaciones diarias que unirán Madrid y Barcelona. Una conexión que permitirá a Zaragoza tener 11 viajes diarios con las dos principales ciudades españolas. Menos de un mes después, el 16 de diciembre, otras 16 circulaciones se sumarán en el corredor Madrid-Cuenca-Valencia. Un despliegue que se completará ya en 2023 con la llegada de los trenes de Iryo a Sevilla y Málaga.

En concreto, desde el próximo mes de marzo, la ruta Madrid-Córdoba-Sevilla contará con 12 circulaciones diarias. En la misma fecha, otras 10 frecuencias se añadirán en el corredor Madrid-Córdoba-Málaga. La última etapa del lanzamiento de Iryo llegará en junio de 2023. En este caso, los trenes de la operadora llegarán a Alicante días antes de que comience la campaña veraniega. Un total de cuatro trenes diarios conectarán esta ciudad con Madrid, Albacete y Cuenca.  

Así las cosas, las bondades de la liberalización ferroviaria aún tienen recorrido por delante en todos los corredores españoles. La llegada de Iryo pondrá sobre la mesa los límites del Madrid-Barcelona. Del mismo modo, la entrada de competencia en otros corredores demostrará si existe el mismo apetito ferroviario fuera de la unión entre las dos grandes ciudades españolas. Una serie pasos que, de seguir la misma dirección que los dados actualmente terminarán de convertir en realidad las mejores previsiones de la entrada de competencia en el ferrocarril español.