‘Harry & Meghan’ el documental que pone “patas arriba” a la monarquía inglesa

Compartir
El documental lanzado la semana pasada a nivel mundial por la plataforma Netflix revive recuerdos muy duros del pasado del príncipe Harry y no faltan dardos envenenados a su padre y su hermano.
BettyGS

En unas fechas en las que se han convertido en los absolutos protagonistas de la actualidad royal, ha llegado el segundo gran hit de los Sussex esta semana: el estreno de su serie documental.  

Es mucho el material inédito que se ha podido ver en los primeros 60 minutos de producción, además de la entrevista con los propios duques de Sussex o testimonios de diferentes personas, incluyendo a los amigos más íntimos de la pareja. Pero llama especialmente la atención que muchos de esos vídeos son grabados por ellos mismos con sus teléfonos móviles y están fechados desde marzo de 2020. ¿Con qué fin se realizaron esos vídeos? Cualquiera podría pensar que la idea del documental lleva gestándose desde entonces.

Y precisamente para evitar suspicacias, el propio Harry explica que empezaron a grabarlos «por sugerencia» de un amigo suyo, para evitar la desinformación y que fueran ellos mismos los que contaran lo que estaba pasando. Sea o no, lo cierto es que es un material que les ha venido muy bien para esta serie, que tendrá su segunda parte justo dentro de una semana con los tres siguientes y últimos capítulos.

Son tres los argumentos sobre los que se construye este capítulo inicial. El primero, cómo comenzó su historia de amor; el segundo, los paralelismos y parecidos con Lady Di; el tercero, la relación de Harry con la prensa. Y es especialmente en las dos últimas bases argumentales donde hay detalles más que sorprendentes,  en las que sacan a colación los paralelismos con la difunta Lady Di -incluso Harry asegura en un momento de la serie que su esposa es muy parecida a su madre.

Una situación que le sirve para lanzar un dardo envenenado a su hermano, el príncipe Guillermo, y su padre, el rey Carlos III: «Creo que para muchos miembros de la Casa Real, especialmente los hombres, puede haber la tentación o el impulso de casarse con alguien que encaje en el molde en vez de con alquien con quien quizás estés destinado a estar. Es la diferencia entre tomar decisiones con la cabeza y con el corazón. Mi madre tomó la mayoría de sus decisiones, si no todas, con el corazón. Y yo soy hijo de mi madre».

«Todo es falso… salvo alguna cosa»

Seguro que recuerdan estas palabras de un antiguo presidente del Gobierno, cuando en los informativos aparecieron noticias relacionadas con miembros de su partido que no les dejaban en muy buen lugar. Pues algo muy parecido es lo que hace el propio Harry. Hablando de sus años en Eton, su adolescencia y sus años más tempranos de juventud, pasa de puntillas por aquellos momentos en los que coqueteó con las drogas, las fiestas y el alcohol, protagonizando algún que otro altercado con los paparazzi.  

Así, parece que aunque la primera impresión y lo que dejaba entrever este peincipio, era que Meghan y Harry iban contra la familia, su verdadero objetivo es la prensa británica, al menos en el primer capítulo.