Movilidad

Ford Puma, el modelo más vendido de la marca en 2023 en España: vanguardista y conectado

Compartir
El Puma se ha convertido en uno de los coches que más peso tiene para Ford, por eso, la marca del óvalo es consciente de que no puede descuidarlo y no ha querido esperar hasta final de año, que es cuando llegará su variante 100% eléctrica que ya ha sido anunciado por la marca denominada Puma Gen-E, para actualizarlo.
G. Pico Pérez

Al primer vistazo cuesta encontrar las diferencias entre esta actualización del Puma y el modelo anterior porque su aspecto exterior apenas cambia. Ford ha querido respetar el diseño de su pequeño SUV y solo podemos hablar de un frontal ligeramente rediseñado con nuevos faros LED que ahora van unidos por una franja LED, y el nuevo emblema de Ford que estrenó hace unos meses el Ford Explorer.

Dentro, los cambios saltan a la vista. El Puma sigue el mismo camino que el Focus y el Kuga incorporando dos enormes pantallas, una de 12,8” para el cuadro digital y otra central de 12” para el sistema multimedia y el climatizador porque los mandos físicos que tenía el modelo anterior pasan a mejor vida, a pesar de que eran muy útiles.

Otra de las cosas que mantiene es el freno de mano de toda la vida. En cambio, el sistema de infoentretenimiento es el SYNC 4 que ya utilizan sus hermanos mayores, el Focus y el Kuga. Es más rápido y ofrece mejor conectividad, incluyendo Apple CarPlay y Android Auto sin cables.

El Control de Crucero Adaptativo Inteligente con Stop & Go 7,8,14 no solo se beneficia de una frenada y una aceleración más suaves, sino que ahora también incorpora el Centrado en Carril 7,8, así como el Asistente Predictivo de Velocidad 7,8 que puede ajustar de forma preventiva la velocidad del vehículo en curvas de la carretera, rotondas o al entrar o salir de autopistas.

En términos de espacio no hay cambios y también mantiene el MegaBox, un espacio de carga situado bajo el piso del maletero que amplía mucho la capacidad y cuenta con un desagüe, por si es necesario lavarlo. Con este hueco, el maletero tiene 456 litros de capacidad.

Los motores EcoBoost Hybrid de Ford incorporan un motor de arranque/generador integrado y accionado por correa (BISG) en lugar del alternador estándar, lo que permite recuperar y almacenar la energía que normalmente se pierde durante el frenado y la marcha por inercia para cargar un paquete de baterías de iones de litio de 48 voltios refrigeradas con aire. 

El BISG también actúa como motor, integrándose con el propulsor y utilizando la energía almacenada para proporcionar asistencia de par durante la conducción normal y la aceleración, así como para el funcionamiento de los auxiliares eléctricos del vehículo.

El motor EcoBoost Híbrido de 1.0 litros de Ford está disponible con potencias de 125 CV y 155 CV 10 en combinación con una transmisión automática de doble embrague Powershift de siete velocidades que ofrece cambios de marcha sin interrupciones para una sensación en marcha optimizada, además de permitir reducciones triples para realizar adelantamientos más rápidos cuando los conductores requieren la máxima aceleración.

El motor EcoBoost Hybrid Powershift de 1.0 litros y 125 CV ofrece un consumo de combustible de 5,6-6,3 l/100 km y unas emisiones de 127-143 g/km de CO2 según el protocolo WLTP, 16 y la variante de 155 CV ofrece un consumo de combustible de 5,5-6,3 l/100 km y unas emisiones de 125-142 g/km de CO2 conforme al protocolo WLTP.

El EcoBoost Híbrido de 1.0 litros y 125 CV también está disponible con una caja de cambios manual de seis velocidades y ofrece un consumo de combustible de 5,3-6,0 l/100 km y unas emisiones de 119-135 g/km de CO2 (WLTP).

En todos los casos, el Puma es tracción delantera. Los modos de conducción seleccionables, que incluyen Normal, Eco, Sport y Deslizante, ayudan a los conductores a optimizar aún más la experiencia de conducción y a ajustar las respuestas del propulsor al escenario de conducción.