Fernando Alonso se cambia al color verde de Aston Martin

Compartir
Un minuto después de despedirse de Alpine Fernando Alonso se pasó al box de Aston Martin para montarse por primera vez en el el monoplaza de los Stroll. Se trataba de un test en Abu Dhabi para probar los neumáticos Pirelli del próximo año.
Manuel Vega

Sin duda va a ser ña última aventura de Fernando en la Fóemula t está tan entusiasmado con ella que nos va a contagiar a todos. Se ha vestido con monos de todos los colores y el verde va a ser el último.

Después de dar más de 90 vueltas a Yas Marina salió encantado del coche y todo eran alabanzas para su experiencia, a pesar de tener problemas con el asiento que le habían hecho deprisa y corriendo.

Tan entusiasmado terminó que en su rueda prensa todo fueron sonrisas. Estaba feliz t sus comentarios no podían ser más optimistas: «Tengo la misma ilusión de siempre, o quizás más, porque sé que es un proyecto [nuevo], quizás el último de mi carrera, y que tienen una inversión muy grande. Es una marca histórica, y es como cuando entré en el proyecto de Ferrari, sabes que es una marca icónica en el mundo del motor, y ahora es Aston Martin. Cuando firmé con Aston Martin, estaba contento al 90%, cuando empezaron a mejorar y terminaron la temporada en lo más alto, estaba al 100%. Esta mañana estaba al 100%, y ahora lo estoy más».

Este es Fernando. Siempre adelante, siempre optimista y con las ideas muy claras. Yuve la suerte de conocerle cuando competía en F3 y ya le seguí en toda su carrera hasta hoy. Era atento, pero siempre un tanto despegado y siempre obsesionado con mantener en la oscuridad, o sólo para él, todo lo que no tuviera que ver con la profesión que había elegido y por la que tanto había luchado desde la nada.

Nadie le ha regalado nunca nada t los apoyos que ha tenido se los ha ganado a pulso y por su talento que hoy nadie niega. Ha tenido que lidiar con equipos y “expertos” que no le merecían y su especial carácter, de una persona que no se calla nada ni ante nadie, le han impedido conseguir más que los dos que tiene.

Sin embargo, los que realmente saben y no tienen ninguna cuenta pendiente con él, le sitúan a la altura de Schumacher o Hamilton por no ir más atrás, a la altura de Prost o Senna. Ahora llegan a la máxima competición pilotos demasiado jóvenes qye tardan `por lo menos un par de años en estar a ja altura de su monoplaza. Fernando les dobla la edad, pero todos, los más veteranos también, observan donde frena, por donde toma la trayectoria en las curvas, poe qué consigue salir con más tracción que ellos… Un talento puro que ha dedicado toda su carrera a mejorar, a saber más reuniéndose con placer con los ingenieros y mecánicos…

He querido hacer este pequeño texto a modo de homenaje a este asturiano que no tiene techo, que empieza con renovada ilusión, después de pelearse en Alpine con Ocon, un piloto que ni de lejos se acerca a él y un coche que se rompía cada dos por tres, esperando verle el año que vienen peleando por algo más que el 7º puesto.