‘El agua’ otra película española con tintes de documental dirigida por otra mujer

Compartir
En estos últimos meses las películas españolas están mucho de hablar. Para todos los especialistas es el mejor año de nuestro cine y con muchas mujeres en la dirección. ‘El agua’ es un ejemplo más de este “boom».
BettyGs

Un río maldito. Una historia de una desaparición. Una joven de la que nunca más se supo. Según la leyenda, en ocasiones el agua se mete en el cuerpo de algunas mujeres y se las lleva sin dejar rastro. Los mitos siempre han formado parte de la tradición oral de los pueblos como una forma de afrontar la vida, las desgracias y las incógnitas, algo de lo que la cineasta Elena López Riera se hace eco en su debut en el largometraje, que juega con la ficción y el documental.

Tras una sólida trayectoria como cortometrajista, López Riera compitió en la Quincena de Realizadores en la pasada edición de Cannes con esta película, que se acaba de estrenar en los cines españoles y que se convierte en uno de los grandes debuts del año en el cine español, junto a Cinco Lobitos, de Alauda Ruiz de Azúa. Además, en la línea de películas como Alcarrás, de Carla Simón, o Espíritu sagrado, de Chema García Ibarra, cuenta con unos actores protagonistas no profesionales que, a pesar de ello, engrandecen la trama.

La joven Luna Pamies es la verdadera estrella de esta película, en la que da vida a Ana, una adolescente que vive con su madre (interpretada por Bárbara Lennie) y su abuela (Nieve de Medina), únicos actores protagonistas del filme. Todo el pueblo mira con desconfianza y recelo la casa en la que viven estas tres mujeres y, en medio del ambiente que precede a la lluvia, la joven conoce a José (Alberto Olmo) e intenta huir de los fantasmas.

La fantasía que destila esta historia proviene de su propia familia y, en concreto, de su abuela y de las mujeres con las que creció. En ella, se muestra como «el agua da vida, pero también mata».

El origen de esta historia está también en el pueblo natal de la directora, el mismo que el de la protagonista: Orihuela (Alicante. En esta localidad, que actualmente cuenta con casi 77.000 habitantes, creció y pasó la mitad de su vida López Riera hasta que empezó la universidad. Sin cines y sin reproductor de vídeo en casa, la cineasta tuvo que contentarse con saciar su hambre cinéfila con los programas que dirigían en la televisión José Luis Garci o Cayetana Guillén Cuervo. Más tarde, se convirtió en una «rata de filmoteca».

Preguntada por la maldición que pesa sobre las tres generaciones de mujeres que aparecen en la película, López Riera señala que las dudas en torno al hogar que retrata vienen de su forma de comportarse, tan alejada de mundo masculino. En realidad lo que se les critica es que son independientes, que no necesitan hombres para sobrevivir. Esa independencia en la mujer se sigue pagando muy caro.

Sinopsis

Verano en una localidad levante español. Una tormenta que acecha puede desbordar el río que pasa por el lugar. Una leyenda del pueblo dije que algunas chicas tienden a desaparecer con cada nueva inundación porque tienen «el agua adentro». Ana vive con su madre y con su abuela, en una casa a de la que el resto del pueblo recela. En medio de los truenos y relámpagos que preceden a la lluvia, Ana conoce a José (Alberto Olmo) a la vez que lucha por dejar atrás los fantasmas familiares.