Consejos para cuidar tu espalda

Compartir
Los problemas de espalda son una causa importante de absentismo laboral, pero no se trata de un contratiempo exclusivo de la población activa, los mayores y los niños también son susceptibles de padecerlos. 
Doctora Blanca Rodríguez Ayala

 Para evitarlo, es muy importante la prevención diaria ya que, aunque buena para multitud de cosas, la evolución tecnológica es favorecedora de las malas posturas que cursan con dolor. A diario, y varias veces a lo largo de la jornada, usamos móviles, Tablet, ordenadores y otros dispositivos que no nos hacen ningún bien en este aspecto. 

               Siguiendo estos consejos, lograrás evitar molestias, e incluso algunas lesiones: 

               1.           Camina con una pose adecuada: erguida, con la mirada dirigida al frente, con los hombros hacia atrás y el abdomen plano. 

               2.           Siéntate correctamente: la columna vertebral, en su totalidad, debe descansar en el respaldo de la silla y los pies apoyar por completo en el suelo. 

               3.           No cruces las piernas cuando estés sentado. 

               4.           No permanezcas en posturas mantenidas demasiado tiempo, procura levantarte y caminar, al menos, cada 30 minutos. 

               5.           Utiliza tacones con una altura máxima de 3-4 cm, y procura que no sean muy finos. 

               6.           Duerme bien: lo ideal es hacerlo en la llamada “posición fetal”, esto es, de lado con las piernas flexionadas y con un almohadón entre ellas. 

                              Si duermes boca abajo, te ves obligado a girar el cuello en exceso, por lo que una almohada bajita puede ser la solución para evitar tensiones cervicales. 

                              Si descansas boca arriba, es la zona lumbar la que sufre pero puedes ayudarla colocando un cojín blandito en ella. 

               7.           Mantén un peso saludable, los kilos de más afectan a los discos vertebrales y aceleran su desgaste, además de sobrecargar la musculatura propiciando las contracturas musculares. 

               8.           Las situaciones estresantes también contraen los músculos de la espalda favoreciendo la aparición de dolor, procura no estresarte ni enfadarte para mantener la espalda sana. 

               9.           Rechinar los dientes por la noche (bruxismo), también puede hacer que te duelan las cervicales, si te levantas con molestias, acude al Odontólogo ya que puedes necesitar una férula de descarga nocturna. 

               10.         En el caso de los niños, las mochilas del cole deben ser ergonómicas, sin profundidad excesiva, con tirantes anchos, acolchados y extensibles para mantenerlas pegadas al cuerpo, eligiendo un tamaño igual o algo inferior al tórax del niño, nunca superior, y con un cinturón para abrochar en la cintura y/o en el pecho. 

               11.         Cuida la alimentación: un exceso de excitantes en la dieta, como abusar de la cafeína y la teína, puede provocar que la musculatura se tensione y duela. Por el contrario, incluir alimentos como el pescado azul, lácteos, los frutos secos, las carnes magras, las legumbres y los cereales de grano entero te ayudarán a reducir los dolores de espalda. Y, como norma general, evita los azúcares en exceso, las grasas, las harinas refinadas y el alcohol, y abandona por completo el tabaco.