Static photo; Color: Plasma blue

Audi A8, el buque insignia de la marca alemana trae novedades

Compartir

Con un diseño más aerodinámico, sobre todo en el frontal y la zaga, y con la incorporación de tecnologías innovadoras, Audi garantiza una mayor presencia y elegancia deportiva para el nuevo A8.

G. Pico Pérez

Las tomas laterales de aire son más verticales y tienen un estilo tan fresco como los faros, cuyo borde inferior en el exterior crea un contorno distintivo. En resumen, el nuevo diseño de los elementos de la zona delantera, orquestados con precisión, empleó significativamente la presencia del A8, afinando el perfil del modelo superior de la marca.

La parte superior del techo es plana, mientras que las líneas alargadas de la carrocería acentúan su longitud. La parte trasera está dominada por amplios elementos cromados, una firma lumínica trasera personalizable con OLED digitales y una franja de luz continua y segmentada. Entre sus detalles deportivos, el Audi S8 presenta cuatro salidas de escape circulares de flujo optimizado.

Interior

La amplia gama de asientos es muy cómoda, sobre todo en las plazas traseras, donde hay muchas opciones disponibles. El asiento relax del A8 L es la culminación de la gama. Ofrece numerosas opciones de ajuste y un reposapiés en el respaldo del asiento del acompañante que incluye la función de calefacción y masaje. El paquete de asientos de relajación incluye una función de masaje para la espalda con 18 cojines neumáticos, reposacabezas ajustables eléctricamente, aire acondicionado automático de cuatro zonas y las nuevas pantallas en la parte trasera.

Las nuevas pantallas de la parte trasera están adaptadas a las expectativas de los pasajeros que ocupan estas plazas. Se trata de dos pantallas de 25,6 cm (10,1 pulgadas) con resolución Full HD colocadas en los respaldos de los asientos delanteros.

Motores

El nuevo Audi A8 está disponible con cinco motorizaciones: los bloques V6 3.0 TDI y 3.0 TFSI; el V8 4.0 TFSI con sistema de desconexión selectiva de cilindros, disponible para el A8 y el S8 en varios niveles de potencia; y el híbrido enchufable TFSIe, que combina el 3.0 TFSI con un motor eléctrico.

El 3.0 TDI propulsa al Audi A8 50 TDI quattro y al A8 L 50 TDI quattro. Desarrolla 210 kW (286 CV) de potencia y 600 Nm de par, que ya están presentes a 1.750 rpm y se mantienen constantes hasta las 3.250 rpm. Alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km / h, una cifra que se mantiene para toda la gama.

El 3.0 TFSI impulsa al Audi A8 55 TFSI quattro y al A8 L 55 TFSI quattro con una potencia de 250 kW (340 CV. Desde 1.370 rpm y hasta 4.500 rpm ofrece 500 Nm de par. Alcanza los 100 km / h con salida parada en 5,6 segundos (A8 L: 5,7 segundos).

Existen otras versiones que no están disponibles temporalmente para España.

El Audi A8 60 TFSIe quattro y el A8 L 60 TFSIe quattro son los modelos híbridos enchufables (PHEV) de la gama. El 3.0 TFSI se apoya en un motor eléctrico compacto, mientras que la batería de iones de litio, situada en la parte trasera, aumenta su capacidad hasta los 14,4 kWh netos (brutos: 17,9 kWh), bastante más que en el modelo anterior. Con 340 kW (462 CV) de potencia y 700 Nm de par motor, el Audi A8 60 TFSIe quattro acelera de 0 a 100 km / h en 4,9 segundos (A8 y A8 L).