Alcobendas sancionará a quién no limpie los orines de su perro en la calle

Compartir
En la Sesión Ordinaria del Pleno del Ayuntamiento de Alcobendas correspondiente al mes de junio, se aprobó la  nueva Ordenanza Reguladora del Servicio Público de Limpieza Diaria y Recogida de Residuos.  Entre sus artículos destaca que se incluye la obligatoriedad de los poseedores de un animal doméstico de disolver con agua o productos especiales para ello, los orines esparcidos en la vía pública. 

Para realizar este decálogo de normas aprobado, el Ayuntamiento de Alcobendas realizó una consulta pública que contó con la participación de los vecinos. Además, la ordenanza se adapta a la normativa europea y a la estrategia de residuos de la Comunidad de Madrid después de 17 años en los que no se había actualizado esta normativa municipal.

Entre sus principales novedades y cuyo artículo salió a colación durante el pleno municipal, se ha incluido la obligatoriedad a los poseedores de un animal doméstico de disolver con agua o productos especiales para ello, los orines esparcidos en la vía pública. 

Concretamente, y según explicó la concejal de Medio Ambiente, el Mantenimiento y las Obras, Cristina Martínez Concejo (PSOE) «con la nueva ordenanza se va a obligar a los propietarios de los animales domésticos a llevar la famosa botella para limpiar los orines». Además, la edil añadió que con esta medida «entendemos que se resuelve uno de los mayores problemas que tenemos en la ciudad y este sistema ya se esta realizando en otras ciudades como Valencia».

En cuanto a las sanciones, la concejal socialista matizó que » se irá concienciando poco a poco a la ciudadanía» para que se adecuen a la nueva normativa.