50000 euros para parques Caninos en Alcobendas

Compartir
Los parques caninos o pipicanes, desde el 2011 son los segmentos de más rápido crecimiento dentro de los parques de EEUU. Desde el 2010 se multiplicaron por 34 en cinco años en la extensión y creación de los mismos en ese país.
Eduardo Andradas

En Hamburgo (Alemania) desde el 2006, se habilitaron 123 zonas para “ocio de perros”. En Viena (Austria) los perros disponen de zonas que van desde 50 m² de tamaño, mientras que la más grande es de 290,000 m² en 126 parques caninos habilitados. En Israel comenzaron a aparecer en 1980, Tel Aviv cuenta con 40 jardines caninos, se les dota de asientos para los humanos que van con ellos, buenas iluminaciones, césped, letrinas y extensiones de árboles para dar sombra.

A estas iniciativas se sumó, Moscú o Hong Kong. Alcobendas también posee estos espacios, no tan estructurados y algunos en estado precario tras años de abandono. En los últimos presupuestos municipales pactamos introducir por primera vez una partida presupuestaria para Bienestar Animal de 60.000 euros, de los que 50.000 serán destinados para subsanar y modernizar estas áreas de recreo y ejercicio canino. Algún concejal de los que no apoyaron los presupuestos se mofaron o criticaron esta medida.

Según los estudios publicados en EEUU sobre estas áreas, ellas son beneficiosas para reunirse personas y socializarse entre ellas. Proporciona a las personas mayores y a los compañeros humanos discapacitados, un lugar accesible para ejercitar a sus acompañantes; y proporcionar un área para la socialización de la construcción de la comunidad. Los estudios han demostrado que a las personas les resulta más fácil hablar entre sí con perros como enfoque inicial, rompiendo las barreras sociales habituales que hacen que las personas perciban a los demás como extraños. Los beneficios adicionales de un parque para perros para la comunidad incluyen la promoción de la tenencia responsable de perros, así como acomodar a los perros y sus acompañantes humanos, en un espacio público abierto, lo que ha demostrado llevar a los acompañantes de perros a niveles más altos de cumplimiento de las leyes pertinentes. A parte de que evitan que muchas defecaciones de estos animales terminen en vía pública.

Hemos querido desde Podemos que Alcobendas esté en el pelotón de cabeza de las ciudades en el mundo que apuestan por estos espacios y por el bienestar animal.  Por eso esta partida presupuestaria es algo más que reparar unas áreas de nuestra ciudad, para muchos y muchas esos parajes son lugares de encuentro y amistad humana y también entre especies. Triste la mofa de algunos responsables políticos pero Alcobendas avanza a pesar de ellos, así que, una sonrisa.

Eduardo Andradas/ Portavoz Podemos Alcobendas