20 céntimos ¿Cómo funciona la rebaja?

Compartir
Este viernes 1 de abril entra en vigor la bajada del precio de la gasolina. De hasta 20 céntimos, según ha confirmado el Gobierno. Una parte la aporta el Estado, y otra parte, las petroleras. El usuario no tiene que hacer nada más que ir, y elegir un surtidor, como siempre. 
Agencias

Esta rebaja de 20 céntimos estará en vigor, en principio, hasta el 30 de junio. Los usuarios obtienen el descuento directamente en el punto de venta y se les deberá notificar en la factura el importe de la operación con detalle: se tiene que incluir el precio anterior al descuento y el final con la bonificación aplicada.

No se sabe si ya toda las gasolineras han aplicado la tecnología adecuada para que esto sea así, o mañana puede haber sorpresas, incluso a partir de las 00 horas de este 1 de abril, que es cuando empieza la medida según publicó el BOE.

Los consumidores obtendrán la bonificación de 20 céntimos en todos los surtidores del territorio español. Será Competencia y la Agencia Tributaria quienes se encargarán de vigilar el cumplimiento de la rebaja en todos los surtidores.

Las ayudas a las gasolineras

El Gobierno ha articulado un mecanismo por el cual podrán pedir, por anticipado, la cuantía de la inyección pública cada empresa. Si no lo hacen así, la devolución de las bonificaciones se podrá solicitar cada mes.

“Las empresas deberán presentar mensualmente, en los primeros 15 días naturales de mayo, junio y julio, a través de la Sede Electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) o de la Administración foral que corresponda, una solicitud de devolución de las bonificaciones efectuadas en el mes anterior”, explica el Ministerio de Hacienda.

Estas devoluciones las gestionará el departamento de Aduanas e Impuestos Especiales, con el que las empresas mayoristas ya liquidan el especial sobre los hidrocarburos, ya conocen el trámite administrativo.

Las empresas suministradoras de gasóleo que opten por la opción del anticipo de la ayuda, recibirán el 90% del volumen medio mensual de lo vendido en el año 2021. Y, después, se ajustará con el volumen real que han marcado. Eso sí, no podrá ser un dato inferior a mil euros ni superior a dos millones de euros.