‘The Marvels’ promete algo que es incapaz de llevar a escena. Recomendada a fanáticos

Compartir
La última entrega de la casa Marvel se salda con un decálogo de buenas intenciones inconclusas y lastradas por un guion muy torpe y unos efectos de garrafón. (Ver Video)
BettyGS

Uno se imagina un digno declive para el último gran género que ha determinado el cine comercial en las pasadas décadas y no puede por menos que jugar, soñar incluso, a los paralelismos. De la misma manera que el ‘western‘ vivió una época de revisionismo, de encendido crepúsculo, donde no solo se cuestionó a sí mismo y cada uno de sus principios sino que, un paso más allá, se atrevió a refutarse hasta el mismo suicidio, resulta cuanto menos seductor entrever la posibilidad de algo parecido en el planeta Marvel.

En parte, a eso jugaba la incomprendida y aparatosa (o solo fallida) ‘Eternals‘. Chloe Zhao, la directora, proponía desde el extrarradio del universo marvelita una lectura cuanto menos diferente, barroca y extemporánea donde los elementos más evidentes que han definido cada una de las sagas y subsagas eran a la vez exacerbados y negados. La apuesta se antojaba en un punto lo suficientemente extraño y único (además de chapucero sin complejos) para ganarse la incomprensión de todos: fanáticos y recién llegados. Y eso, la verdad, ya es un mérito.

‘The Marvels’ no aspira a tanto. Pero algo ahí. La proto-propuesta (lo que se acierta a adivinar y que parece que se pretende) de la directora Nia DaCosta tiene algo de giro radical. Y no se trata solo de ironía o de reflexión sobre sí mismo, que forma parte ya del ADN de la casa. La secuela de ‘Capitana Marvel’ quiere ser comedia y, apurando, comedia tontorrona.

Hay algo de ‘screwball’ clásica en esa manera de plantear las relaciones familiares, de admiración y hasta de rencor entre los tres personajes principales encarnados por Brie Larson (la Capitana Marvel), Teyonah Parris (la última mutante de la gente X) y, la mejor de las tres, Iman Vellani (Ms. Marvel). Se diría que, desde el primer segundo, la idea es apartar la película de ese empeño musculosamente pomposo que ha presidido cada una de las 32 entregas anteriores del MCU (Universo cinematográfico de Marvel) para acercarse a la gramática ligera más propia de una comedia de situación.

Sinopsis

Carol Danvers, alias Capitana Marvel, ha recuperado la identidad que le arrebataron los tiránicos Kree y se ha cobrado su venganza contra la Inteligencia Suprema. Pero una serie de consecuencias imprevistas la obligan a cargar con el peso de un universo desestabilizado. Cuando el deber la lleva hasta un anómalo agujero de gusano vinculado a una revolucionaria Kree, sus poderes se conectan con los de su superfán de Nueva Jersey Kamala Khan, también conocida como Ms. Marvel, y con los de su sobrina, con la que está distanciada y es ahora astronauta en S.A.B.E.R., la capitana Monica Rambeau. Juntas, las integrantes de este insólito trío tendrán que unir fuerzas y aprender a trabajar en equipo como ‘The Marvels’ para salvar el universo.