Sanse activa su plan de control para prevenir las plagas de la oruga procesionaria

Compartir
Mediante un plan de trabajo en casi 900 pinos, la Delegación de Parques y Jardines de San Sebastián de los Reyes está realizando ha puesto en marcha un plan integral de tratamientos con endoterapia en coníferas para prevenir las plagas de la oruga procesionaria.

Las actuaciones se están llevando a cabo en los pinos de la especie pinus pinea y se están realizando en 26 zonas del municipio, donde se encuentran estos árboles.

Para el desarrollo del plan de control, el consistorio ha organizado los trabajos con 28 equipos conformados por un oficial y un jardinero que van equipados con mochila y pistola para inyectar en los troncos de las coníferas una materia activa denominada abamectina.

Tratamiento con endoterapia

Desde el consistorio recalcan que “el tratamiento con endoterapia es preventivo y evita las fumigaciones incontroladas que contaminan el medio ambiente y pueden afectar a las personas”.

Además, “esta actuación facilita que la solución inyectada únicamente entre en contacto con el árbol y con los organismos que se alimenten de él, protegiendo en gran medida a la fauna auxiliar y sin ocasionar perjuicios para los vecinos”, informan desde el Ayuntamiento de Sanse.

Prevención para evitar el contacto

Estos trabajos se realizan durante los meses de setiembre y octubre porque en esta época del año la procesionaria empieza a comerse los brotes más tiernos de las copas de los pinos y, cuando suben las temperaturas, suelen bajar al suelo, formando hileras para enterrarse bajo tierra durante la primavera.

Con este control de plagas también, según las fuentes municipales “se evita en el futuro que tanto niños y animales entren en contacto con este insecto ya que puede provocar casos de dermatitis, rinitis e incluso asfixia por el veneno que transmiten estas orugas”.

750 actuaciones más que en 2019

La concejal de Parques y Jardines, Alejandra Muñagorri (Cs), ha explicado que “esta campaña 2020 ha aumentado considerablemente el número de actuaciones, que se cifran en 750 más con respecto al 2019, un esfuerzo que supone una buena noticia para todos ya que aumentamos sensiblemente la protección de nuestro entorno y, sobre todo, de nuestros vecinos”.