ActualidadDeporte y vida sana

No te guardes el As: Actividad física en pacientes oncológicos

Compartir
Muchas veces nos encontramos en consulta con diferentes situaciones o casos frente a los que tenemos diferentes herramientas o cartas a nuestra disposición y el hecho de saber utilizarlas puede suponer el éxito o el fracaso de nuestro tratamiento.
Javier Tena

En el caso del cáncer ocurre lo mismo, contamos con una serie de tratamientos médicos que se tienen que ver apoyados por una serie de intervenciones que pueden suponer el éxito a la hora de abordar la enfermedad, una de las más importantes es la actividad física, pero empecemos por el principio.

El ser humano está compuesto por billones de células que a lo largo de la vida normalmente crecen y se dividen según sea necesario. Cuando las células son anormales o envejecen, por lo general mueren. El cáncer comienza cuando algo sale mal en este proceso y las células siguen produciendo células nuevas y las viejas o anormales no mueren cuando deberían. A medida que las células cancerosas crecen sin control, pueden desplazar a las células normales. Esto dificulta que el cuerpo funcione como debería.

Hay dos categorías principales de cáncer:
. Los cánceres de la sangre (hematológicos) son de las células sanguíneas, incluidos la leucemia, el linfoma y el mieloma múltiple.
. Los cánceres de tumores sólidos son de cualquiera de los otros órganos o tejidos del cuerpo. Los tumores sólidos más comunes son los cánceres de mama, próstata,pulmón y colorrectal.

¿Qué es un tumor?
Un tumor es un bulto. Algunos bultos son cancerosos, pero muchos no lo son es por ello que hay dos tipos de tumores:
. Los bultos que no son cancerosos se llaman benignos
. Los bultos cancerosos se denominan malignos.
La principal diferencia entre tumores malignos y benignos está en que los malignos se pueden diseminar a otras partes del cuerpo, mientras que los tumores benignos no.
Después de ver que es el cáncer y un tumor la pregunta es, ¿qué puede suponer la actividad física para los pacientes oncológicos?
El primer y más llamativo de los datos es que la mortalidad se puede reducir hasta un 30%, dato relevante, pero ¿por qué?
Muchos pacientes con cáncer experimentan pérdida de tejido muscular y óseo como resultado de la
caquexia general y / o los efectos de la quimioterapia o la terapia hormonal y / o la reducción de la actividad física.

El ejercicio tiene el mayor potencial para revertir estas condiciones. La terapia hormonal para pacientes
con cáncer de mama y próstata puede conducir a un aumento de grasa y síndrome metabólico y aquí el ejercicio de fuerza y el aeróbico son particularmente efectivos.

Por lo tanto, dependiendo del tipo de cáncer, los efectos secundarios del tratamiento, la prescripción de ejercicio puede variar considerablemente. La sarcopenia, el dolor articular, la osteoporosis y la calidad del sueño son otros problemas asociados al cáncer.

En resumen, la actividad física protege frente a la inflamación crónica, disminuye la mortalidad, mejora la
composición corporal, disminuye el declive cardiovascular, la fatiga y a mayor masa muscular menor toxicidad de los tratamientos médicos.

Javier Tena Sebastián
Fisioterapeuta en Clínica Improve
Club Deportivo El Estudiante