Mercedes AMG y EQE: dos berlinas eléctricas de altas prestaciones

Compartir
Los dos modelos se basan en la arquitectura exclusiva de Mercedes para automóviles eléctricos de gama alta y de lujo (EVA2). Una serie de soluciones específicas de AMG es un aval de la vivencia de conducción dinámica y sugestiva característica de AMG.
G. Pico Pérez

Mercedes-AMG impulsa de forma sistemática su estrategia Future of Driving Performance y amplía su cartera de productos con modelos de altas prestaciones y propulsión eléctrica por batería. Una novedad en esta gama son las dos berlinas Mercedes-AMG EQE 43 4MATIC y Mercedes-AMG EQE 53 4MATIC+ en el ciclo WLTP: 0 g/km; autonomía (datos provisionales) en el ciclo WLTP: 444–518 km).

Los dos nuevos modelos Mercedes-AMG EQE cuentan con un concepto de propulsión optimizado desde el punto de vista de las prestaciones con dos motores eléctricos. La potente cadena cinemática eléctrica (eATS), formada por un motor en el eje delantero y otro en el eje trasero, hace posible además una tracción integral completamente variable, que convierte de forma ideal la fuerza de propulsión en prestaciones en cualquier situación de conducción. La escala de potencia abarca desde los 350 kW (476 CV) del EQE 43 4MATIC hasta los 505 kW (687 CV) del EQE 53 4MATIC+ con el paquete opcional AMG DYNAMIC PLUS y función boost. El par máximo desarrollado es de 858 a 1.000 Nm.

Motores eléctricos específicos de AMG

El motor eléctrico instalado en el eje trasero desarrolla un nivel especialmente alto de potencia gracias a su concepción con seis fases, basado en dos devanados con tres fases cada uno. El estator con devanado de arrastre asegura un campo magnético especialmente intenso.

A esto se añade el concepto térmico, capaz de soportar cargas elevadas, que hace posible mantener un nivel homogéneo de potencia en maniobras repetidas de aceleración. El núcleo de la construcción es la llamada pistola de agua integrada en el árbol del rotor para su refrigeración. 

Y el intercambiador de calor del aceite de la transmisión. Junto a la conocida función de refrigeración, este componente también puede precalentar el aceite durante el arranque en frío para aumentar la eficiencia.

Baterías con una capacidad de 90,6 kWh

Los nuevos modelos Mercedes-AMG EQE están equipados con una batería de propulsión de alta potencia con una tensión de 328 voltios, basados ​​en la tecnología más reciente de iones de litio. 

También se ha adaptado al concepto general de AMG el sistema de gestión de la batería del EQE 53. En los programas de conducción Sport y Sport+, todos los parámetros están optimizados para mejorar las prestaciones. En el programa de conducción Comfort se prioriza en cambio la autonomía. 

El EQE 53 4MATIC+ dispone además de un juego de cables específico de AMG, adaptado al mayor nivel de potencia del vehículo. En esta batería se ha logrado un avance importante en cuanto a la sostenibilidad de los elementos químicos de las células. 

En esta batería se ha logrado un avance importante en cuanto a la sostenibilidad de los elementos químicos de las células. El porcentaje de cobalto ha disminuido a un 10%. El material activo optimizado consta de níquel, cobalto y manganeso en relación 8:1:1. 

 Tracción integral

La fuerza de los motores se convierte en prestaciones por medio de la propulsión integral completamente variable 4MATIC (EQE 43) o 4MATIC+ (EQE 53) incorporada de serie. A diferencia de lo habitual hasta ahora, el «+» en la denominación 4MATIC+ no hace referencia a la tracción integral completamente variable — que incorporan tanto el EQE 43 como el EQE 53—, sino al aumento general de la potencia y el dinamismo que ofrece el EQE 53.

El sistema distribuye el par de propulsión en ambos modelos entre el eje delantero y el eje trasero de forma variable y progresiva en función de la situación de conducción. En comparación con una tracción mecánica integral, el sistema eléctrico específico permite una reacción aún más rápida a los cambios en las circunstancias de operación

El par motor se controla 160 veces por segundo y se regula en función de la demanda. La distribución del par entre ambos ejes se regula en función del programa de conducción seleccionado. El programa «Comfort» está optimizado para lograr la máxima eficiencia, mientras que en los modos «Sport» y «Sport+» se aumenta el porcentaje de propulsión en el eje trasero con el fin de permitir un mayor dinamismo transversal.

Amortiguación adaptativa regulable

El tren de rodaje AMG RIDE CONTROL+ con suspensión neumática y amortiguación adaptativa regulable se basa en un eje delantero de cuatro brazos y una suspensión multibrazo detrás. Ambos puentes trabajan con portarruedas, brazos de suspensión y estabilizadores transversales de mayor rigidez específicos de AMG. 

Su concepción básica es similar a las ejecuciones del tren de rodaje del AMG EQS y del AMG GT Coupé de cuatro puertas, si bien se ha adaptado a las características del AMG EQE. El portaeje trasero está unido con la carrocería bruta por medio de cojinetes con una rigidez un 50% mayor y holgura reducida, lo que asegura un contacto aún más directo con la calzada. Los ingenieros de AMG han armonizado de forma precisa todos los componentes de acuerdo con las expectativas específicas de los clientes de AMG.

También contribuye a la eficiencia la regulación inteligente de la altura del vehículo, pues permite obtener parámetros aerodinámicos mejorados y un menor consumo eléctrico. En los programas de conducción S y S+, los modelos Mercedes-AMG EQE asumen el nivel más bajo (-15 mm) a partir de los 0 km/h. En el programa de conducción C tiene lugar una regulación en función de la velocidad, con disminución de la altura a partir de 120 km/hy aumento a partir de 80 km/h.

Del mismo modo contribuirá a aumentar el potencial dinámico de los neumáticos especiales, armonizados para satisfacer los requisitos de los vehículos de altas prestaciones AMG con propulsión completamente eléctrica. Entre ellos se cuentan los neumáticos MICHELIN Pilot Sport EV, diseñados para vehículos deportivos con propulsión eléctrica.

Frenos AMG de alto rendimiento

El sistema de frenos de alto rendimiento AMG ofrece extraordinarias cotas de deceleración, unidas a una gran resistencia y estabilidad bajo esfuerzos permanentes. Cuenta con pinzas de freno de seis émbolos y discos de freno de 415×33 milímetros en el eje delantero. En el eje trasero trabajan pinzas de freno de un émbolo y discos de freno de 378×22 mm. Si se elige el sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento AMG con discos compuestos que se ofrecen opcionalmente, se montan delante discos de freno aún mayores, en formato 440×40 milímetros (solo en combinación con llantas de 21 pulgadas). Otra opción de alta tecnología es el servofreno inteligente i-Booster. Este equipo permite combinar de forma especialmente eficiente el sistema hidráulico de frenos con la recuperación eléctrica.

Diseño interior

Al igual que sucede en el exterior, también en el habitáculo predominan los elementos de estilo de AMG. Los nuevos modelos recrean para sus ambientes deportivos, fruto entre otros de los asientos AMG con diseño individual de los módulos ocupados y tapizados especiales en símil de cuero ARTICO con microfibra MICROCUT y costuras de adorno en color rojo. Como opción se ofrecen tapizados en napa para los asientos, también con diseño individual de los módulos de acolchados AMG. A esto se suman placas AMG en los respaldos de los asientos delanteros y escudos AMG grabados en los reposacabezas delanteros.

Numerosos detalles destacan el estilo individual del espacio interior:

  • Tablero de instrumentos y líneas de cintura en símil de cuero ARTICO gris space con textura NEOTEX y costura de adorno rojo
  • Sección central de las puertas y transición entre la consola central y el tablero de instrumentos en microfibra MICROCUT de color negro con costura de adorno roja
  • Volante AMG Performance en napa con sección inferior plana, perforación en la zona de agarre y levas de aluminio color plata para ajustar los distintos niveles de recuperación energética, así como las teclas AMG de serie en el volante
  • Pedales deportivos AMG, alfombrillas AMG y listones de umbral con distintivo «AMG» (iluminados con cubiertas intercambiables).

El volante AMG Performance con el llamativo diseño de radios dobles y las superficies táctiles integradas sin solución de continuidad combina estabilidad estética con ligereza. El aro del volante con sección inferior plana forrado en napa puede calefactarse opcionalmente

Las teclas AMG incorporadas de serie en el volante convencen con sus visualizadores brillantes. Con estas teclas pueden controlar importantes funciones de conducción y los programas de conducción sin necesidad de separar las manos del volante. Es posible seleccionar directamente numerosos parámetros. Los menús en la tecla izquierda del volante pueden completarse, sustituirse o reducirse de forma individual. Para ello se muestra una lista en el visualizador multimedia táctil o en la Hyperscreen opcional,