Cultura y entretenimiento

‘Mano de hierro’, ocho episodios de un thriller de acción español para este fin de semana

Compartir
Se puede decir que es la serie española de más nivel en lo que va de año. Ejerciendo de creador y director, Lluís Quílez sube la apuesta en Netflix tras el éxito de Bajocero con un apasionante relato sobre mafias y narcotráfico que tiene de todo.

Hay policías infiltrados, hay corrupción de las instituciones, hay un fuerte relato de la clase obrera, un componente social, giros de guion la mar de poderosos y valientes y, además, un clan familiar lleno de dinámicas de poder interesantes.

Está protagonizada por Eduard Fernández (Criminal: España, 30 monedas), Chino Darín (El Reino, Historias para no contar), Jaime Lorente (La casa de papel, 42 segundos), Natalia de Molina (Elisa y Marcela, Un año, una noche), Sergi López (La vampira de Barcelona, Mediterráneo) y Enric Auquer (Sky Rojo, El maestro que prometió el mar). Completan el reparto Daniel Grao, Raúl Briones, Salva Reina, Gianni Fruttero, Cossimo Fusco y Ana Torrent entre otros.

Está producida por The Mediapro Studio, y cuenta con Laura Fernández Espeso, Lluís Quílez, Javier Pons y Juan Miguel Hernández como productores ejecutivos del proyecto. Mano de Hierro está escrita por un equipo de guion coordinado por Lluís Quílez, también director de la serie, y formado por los guionistas Daniel Corpas, Asier Guerricaechevarría y Arturo Ruiz Serrano.

Sinopsis

El puerto marítimo de Barcelona recibe cerca de 6000 contenedores diarios con mercancías procedentes de todo el mundo que, en tan solo un año, pueden ocultar más de 30 000 kilos de cocaína. Eso convierte a la ciudad portuaria en una de las puertas de acceso más importantes de Europa para del lucrativo negocio del narcotráfico. Joaquín Manchado lo sabe muy bien, pues es el propietario de su terminal principal. Si alguien quiere importar mercancías ilegales a través del puerto debe contar con su ayuda y con la colaboración de la red criminal que ha montado a su alrededor. Sin embargo, un accidente imprevisto y la desaparición de un importante cargamento de cocaína desencadenan una guerra sin cuartel plagada de asesinatos y venganzas.