Los conciertos del Ayutthaya festival no se realizarán en Alcobendas

Compartir

La organización del Ayutthaya festival ha decidido no realizar en Alcobendas el programa de conciertos establecidos, así como el resto de actividades anunciadas a través de su página web y de diversos anuncios promocionales realizados por los organizadores del evento. El festival se realizará finalmente en las instalaciones del Hipódromo de la Zarzuela.

A bombo y platillo desde hace varias semanas y a través de diversos soportes publicitarios y medios de comunicación, se comenzó a anunciar la celebración de un festival de conciertos en el Cielo de Madrid, parcela que esta situada en la salida del hipermercado Carrefour a la Calle 30 en dirección Madrid. Esta parcela es histórica porque en su interior albergó una mítica piscina que cerró sus puertas en 1.990, hace ahora 31 años. En el cartel de conciertos se han publicitado actuaciones de Bonny Tyler, M-Clan, Los Cantores de Hispalis, Revolver o Ana Mena.

Imagen del cartel promocional de los conciertos

Colindante con la urbanización Cuestablanca, una vez saltó la noticia a los medios de comunicación, los representantes vecinales de este espacio geográfico donde residen 1.500 vecinos de Alcobendas manifestaron su rechazo a la celebración de estos conciertos.

De hecho, y en este sentido, Rafael Pastor, Presidente de la Mancomunidad de Vecinos de Cuestablanca, junto a otros representantes de la urbanización, se reunieron, a través de la mediación del concejal del Distrito, Aitor Retolaza (Cs), con uno de los promotores del evento para escuchar las opiniones de todas las partes afectadas. En opinión de los vecinos, la celebración de estos conciertos vulneraba varios artículos de la Ordenanza Municipal de Protección Contra la Contaminación Acústica y Térmica aprobada por el Ayuntamiento de Alcobendas.

Ante semejante situación, los representantes de Cuestablanca presentaron una denuncia ante el Seprona y se planteaban acudir a la vía judicial, e incluso se cuestionaban denunciar al Ayuntamiento por incluir su logo como empresa colaboradora cuando, según cuentan estos vecinos, la licencia final no estaba dada por el consistorio.

En la reunión, el promotor del festival les informó a los representantes que habían llegado a un acuerdo con los titulares de esta parcela privada para realizar este festival los próximos cinco años y que su intención era organizar conciertos durante todos los días del mes de julio. También el promotor les comunicó que la capacidad de los conciertos sería de 1.500 personas y que en el recinto se habilitarían 300 plazas de aparcamiento.

La pelota quedó en el tejado del Ayuntamiento, que según hemos podido saber, exigió una serie de rectificaciones a la dirección del festival de música para conceder la licencia final. Pero antes de que esto sucediera y después de sopesar los pros y contras existentes ante la organización del festival, los promotores del evento han decidido organizarlos en el Hipódromo de La Zarzuela y no en Alcobendas