Los “Acantilados” en prosa de Adolfo Martín Espinosa

Compartir
En el 2021 “Relatos Pandémicos”, esbozos de una sociedad recluida, asustada, pero sin perder ese alma de Gila que lleva cada habitante peninsular de esta antigua tierra de conejos. O esa impronta guasona con filosofía de “La Codorniz”.
Eduardo Andradas

Este 2022 tan tiburón (el de Steven Spielberg) con los que viajan por sus meses, Adolfo Martín Espinosa, nos trae otra literatura heteróclita dentro de esta década de pánico. Fito, para sus paisanos, de costa azul doble o de Alcobendas y Sanse, es un malagueño trashumante por estos campos de casta castellana. Miembro del cuerpo de Policía Nacional, que recuerda aquel primer comisario de esta institución en la localidad Jesús Merino de la Hoz, por lo querido y lo popular que es, que si cambia la literatura por el cine, termina haciendo de Raúl Arévalo , interpretando al policía Pedro Suarez en la “Isla Mínima”.  Con esa risa del sur, con esa donosura mediterránea, Adolfo Martín, presenta párrafos desde un acantilado que no duermen en los poemas de Gerardo Diego, con esos precipicios que embisten en palabras de José Hierro o de esas voces en verso de Manuel Machado que se prenden en los barrancos de la mar.

“La Casa del acantilado” el nuevo escrito del señor Martín Espinosa, nos traslada al mundo  desfigurado de nuestro otro yo retorico.  Y regresan los espectros de lo que no hicimos o dejamos abandonado en algún lugar del recuerdo.

El jueves 9 de junio, en la Morada de Alcobendas, en la Plaza del Aliso, 2, a las 19.00h presentaré estas páginas con autor incluido (junto con Patricia Moreno), nuestro amigo Fito Martín. Un vademécum de existencias complejas con prosa. Si te interesan otros universos íntimos, esta es tu fecha.

Como escribió Álvaro de Laiglesia en 1973 “Listo el que lo lea”.

Eduardo Andradas/Portavoz de Podemos Alcobendas