Ken Block, el malabarista de las cuatro ruedas, muere en un accidente de moto de nieve

Compartir
El piloto profesional y estrella en internet falleció a los 55 años cuando conducía en una pendiente empinada y su moto de nieve se volcó y le cayó encima.
Manuel Vega

Soy uno de los que ha perdido el tiempo, o no, con los juegos y piruetas que realizaba Ken Block en los últimos años. Era una delicia verle dominar a su antojo coches preparados para lo que se ocurriera y siempre me sorprendía.

En su curriculum consta que era piloto de rallies, pero nunca destacó aunque no lo hiera mal del todo. Su fuerte y lo que hizo famoso en el mundo fueron esos videos que colgaba en las redes sociales y por los que marcas comerciales le pagaban.

El accidente ocurrió en el condado Wasatch de Utah y la Oficina del Sheriff dijo que Block estaba conduciendo en una pendiente empinada cuando la moto de nieve se volcó y cayó encima de él.

«Fue declarado fallecido en el lugar de los hechos a causa de las heridas sufridas en el accidente«, señalaron en un comunicado, en el que añadieron que iba en grupo pero iba solo cuando se produjo el accidente.

El estadounidense saltó a la fama gracias a sus espectaculares demostraciones de conducción bautizadas como Gymkhanas. Exhibiciones de carácter casi cinematográfico donde Block mostraba su pericia al volante. 

El actual piloto de Audi, con quién había firmado recientemente, realizó hace un par de meses una demostración en coche eléctrico por las calles de Las Vegas que suma casi 6 millones de reproducciones.

Si bien su carrera deportiva no ha sido tan exitosa -llegó a participar en una prueba del WRC y otra del Mundial de Rallycross-, a nivel mediático fue todo un pionero, especialmente, como decimos, en plataformas como YouTube. En el canal de su equipo, Hoonigan, suma 5,32 millones de seguidores y en su perfil particular 1,94 millones.